No hace falta censura

En un sistema en el que para hacerse escuchar por la sociedad se necesitan unos cuantos millones de euros, la censura no es necesaria. No se requiere pasar la tijera: las noticias incómodas no llegan a ver nunca la luz, nadie las fabrica o, en las raras veces que se elaboran, se carece de los medios para difundirlas. La práctica totalidad de las noticias que llegan a nuestros hogares vienen elaboradas por tan sólo dos grandes agencias.

Ilusión de clase media, ilusión de pluripartidismo, ilusión de diversidad informativa…esa es la gran fortaleza del capitalismo: no sólo es un sistema de dominación realmente poderoso, sino que además no lo parece.

[Entradas relacionadas: "Su Revolución tampoco será televisada" de El Hijo Rojo; "Cómo se censura hoy en día" de Pravda News; "Putas, toros, curas y militares" de Escolar; "Apalear a las clases medias" de A sueldo de Moscú]

14 comentarios:

Red dijo...

Como bien decían los Chichos:

Porque todo lo que piensas tú
Son ilusiones, que más me da
Son ilusiones, y así nací
Son ilusiones

(qué grandes, los Chichos)

Anónimo dijo...

los chichos, diosssss, eso es música sacra y lo demás son hostias.

en cuanto a lo otro, ha de saber que también existe una cosa que se llam autocensura, mediante la cual un currela -pongamos, por caso- de El país, sabe qué es noticia y qué no es noticia. Si el currela, además, se identifica con su empresa -independientemente de lo que piense su empresa en cada momento- sabrá cómo enfocar una información que viene de Venezuela y otra de Colombia, o un muerto en baltzisketa y otro en Kandahar. En fn, es complicado, muy complicado además de costoso.


En cualquier caso, si este blog se le va de las manos y pasa a costarl millones, sepa que estamos aquí para lo que haga falta, que no en vano somos vascos (por el momento).

mitxel

Fede dijo...

Es que está teorizado por ellos mismos, en la carrera me tocó tragarme los peñazos de la sociologia funcionalista y los teóricos del liberalismo y lo dicen ellos mismos, sin cortarse un pelo los cabrones.
Bueno y los Chichos también lo sabían, que yo iba a un instituto chungo.

Fede dijo...

Por cierto que el último libro de Pascual Serrano está muy bien en este sentido.

Rhasputyn dijo...

En entradas como estas se demuestra la diferencia en cantidad de lectores que tenemos nosotros y que tienes tu, jajajaja

Álvaro dijo...

En la demiurgocracia-realmente-existente existe una censura subyacente que hace innecesaria una censura más explícita.

De hecho la censura explícita es contraproducente. No tengo ni puta idea de moda, pero estoy casi seguro de que David Delfín sería bastante menos conocido de lo que es si no le hubiera dado por sacar a las modelos con un burka.

La censura explícita pone el foco sobre algo que de pasar desapercibido se habría censurado "solo".

Asín es, corazón.

Javi dijo...

Los Chichos es, de lejos, el grupo de música más mencionado en éste blog. Dos de cada tres comentaristas habituales los mencionáis por una razón u otra. Estupefaciente.

Anónimo dijo...

Ni más ni menos, ni más ni menos...

Red dijo...

Seguro que ese hecho (la aparentemente exagerada afición de sus comentaristas a los Chichos) merece una entrada en su blog, don Hijo, señor Rojo. Y seguro que nos deslumbrará con sus brillantes argumentos y sus originales conclusiones. Cuento con ello.

Sin embargo, yo creo haber dado con una explicación satisfactoria a la par que sencilla: los Chichos son la caña.

Agitador de masas dijo...

El nació, por amor un día libre
Libre como el viento, libre
Como las estrellas, libre
Como el pensamiento.

profesion, roba lo que puede, roba
Porque le enseñaron, era
Era muy pequeño, solo
Solo vio lo malo.

Tu eres el vaquilla, alegre bandolero
Porque lo que ganas repartes el dinero
Tu eres el vaquilla de buenos sentimientos
Si al final dependes de un simple carcelero.
Tu eres el vaquilla, alegre bandolero
Porque lo que ganas repartes el dinero
Para que te juegas la vida no lo entiendo
Si al final dependes de un simple carcelero.

Es feliz aunque vive errante, vive
Como un fugitivo siempre
Siempre va narrando, siempre
Siempre perseguido.

Desertor de todas las leyes, nunca
Nunca le gustaron, lucha
Con la policía, ellos
Ellos son contrarios.

Tu eres el vaquilla, alegre bandolero
Porque lo que ganas repartes el dinero
Tu eres el vaquilla de buenos sentimientos
Si al final dependes de un simple carcelero.
Tu eres el vaquilla, alegre bandolero
Porque lo que ganas repartes el dinero
Para que te juegas la vida no lo entiendo
Si al final dependes de un simple carcelero

Red dijo...

...tampoco rechazo la hipótesis de don Agitador: hay tantos aficionados a los Chichos entre los comentaristas de esta bitácora porque el Hijo Rojo es el vaquilla, alegre bandolero, y los que le leemos lo sabemos subconscientemente, con lo cual no dejan de venirnos a la mente, casi de forma obsesiva, las maravillosas canciones de los Chichos.

To pue ser.

Javi dijo...

Jajajajaja, qué desgraciaos!

Agitador de masas dijo...

Extraído de la wikipedia:

Juan José Moreno Cuenca

Años después, en 1984, protagonizaría un importante motín en esta misma prisión junto a otros presos, denunciando las pésimas condiciones, torturas ejercidas por los carceleros y vulneración de los derechos, y reclamando mejoras en la calidad de vida carcelaria. Su apodo de Vaquilla se debe a un atribuido rasgo de personalidad, según el cual Moreno Cuenca embestía a pecho descubierto ante la menor provocación, sin pensar en las consecuencias. También se dice que, pese a su comportamiento, era de buen corazón y tenía conciencia social, por lo que ha llegado a ser caracterizado como un Robin Hood de barrio.

El vaquilla es un héroe del proletariado.

Javi dijo...

Supongo que todos habremos visto la película "Perros Callejaros" basada en la vida de "El vaquilla", ¿no? (en el filme al personaje se le llamó "El torete", supongo que para no pagar derechos al vaquilla si un día se ponía tonto).