Películas de hostias (en clave política)

¿Habéis visto “300”? Cuando salí del cine pensé que acaba de ver (a pesar de ser una superproducción de Hollywood) algo así como un alegato anti-imperialista que te lo meten de tapadillo entre hostia y hostia.

Vamos a ver: a los espartanos de la película nos los presentan como un pueblo pequeño que vive a su manera (con algunas cosas mejores y otras peores), que se niegan a ser sometidos, y que se enfrentan altivamente a un imperio poderoso y moralmente mucho más decadente que ellos. Los lidera un tío barbudo con firmes convicciones sobre el valor de la libertad y la independencia de su pueblo. Coño, releedlo: ¡son claramente cubanos! ¡El imperio persa son los yanquis, y las Termópilas es Bahía de Cochinos!

El caso es que se lo comenté a un compañero de militancia política y por poco me cruje a galletas: “¿Yes bobo? El mensaje es claramente al revés: los persas son los iraníes o cualquier cultura que consideran que amenaza la libertad de EEUU, y los espartanos es el noble pueblo norteamericano que con valor y decisión se enfrenta a esa poderosa amenaza para liberar con su ejemplo y su fuerza al mundo entero. Parece que el guión lo hizo Bush Jr”.

“Lo habré entendido mal”, asumí.

El caso es que el otro día fui a ver “Avatar”. Me habían hablado tan mal de ella que, al ir con las expectativas bajas, me moló. Sí, es básicamente “Pocahontas-Bailando con Lobos-El Último Samurai” pero con más explosiones y gente azul…no obstante está bastante entretenida y el 3-D está bien integrado en la película. No es ningún peliculón que pasará a la historia, pero se deja ver.

Resumiendo, el argumento va de que los americanos llegan a un planeta muy rico en un mineral que produce energía, y para extraerlo no dudan en masacrar a los indígenas de dicho planeta (seres de tres metros que viven en armonía con “la Pachamama” -vaya, que si viveran en la tierra votarían en masa a Evo Morales-). El hilo conductor es la historia de amor entre un soldado americano paralítico y una indígena azul (el yanqui se queda prendado del modo de vida indígena, se cambia de bando y bla bla bla).

Me pareció un alegato anti-imperialista bastante facilón y obvio….pero al acabar la película, escarmentado por la reprimenda de aquel compañero sobre “300”, le dije al colega que estaba sentado al lado mío en el cine: “Oye, los indígenas azules de tres metros representaban al pueblo norteamericano que con valor y decisión se enfrenta a esa poderosa amenaza para la libertad que son los iraníes y Al-Qaeda, representados en la película por el ejército yanqui, que buscan acabar con su tradicional way of life, ¿no?”.

Mi colega por poco me cruje a galletas: “¿Yes bobo? Los yanquis de la película son los yanquis de la realidad, y los indígenas azules son los pueblos que sufren la agresión imperialista por el control de los recursos naturales escasos”.

“Joer, no doy una”, asumí.

10 comentarios:

MarioJPC dijo...

No, no as una.
Los que molan son los Atenienses en la época de 300, porque hcieron los mismo con menso esfuerzo y eran unos cracks. Los Espartanso era una apnda militarizada desde la cuna, y no fueron solos. Cada uno llevaba de 2 a 3 esclavos no espartanos. Los únicos que deben estar orgullosos son los de la sección LGTB... y eto no es broma.
La peli de hostias con más retrueca política es:
Banana Joe con Bud Spencer. Resistencia frente a la corrupción empresarial/política y educación para obtener ciudadanía.
Mira que no es coña (del todo)

AitorL dijo...

Nada nada, yo te doy la razón. Hace falta ser retorcido para darle a los espartanos (o a los alienígenas, en el caso de Avatar) el papel de norteamericanos. Es tan simple como aplicar el paradigma "invasor vs. invadido". ¿Cuándo ha sido "invadido" EEUU por nadie? Y, en cambio, ¿cuántos pueblos ha invadido (militar y/o comercialmente) EEUU con el fin de acumular los recursos autóctonos? Cae por su propio peso.

A bloguear dijo...

Aparte del rollo pocahontas y del "chico encuentra chica" tiene un aire, tambien más que evidente, a braveheart y cine épico...

Aún así me ha gustado. Mi comentario nada más salir de la peli fue "Ya sabemos qué piensa James Cameron de la guerra de Irak"

Anónimo dijo...

a pesar de su avería, yo le entiedo, porque antes nos echaban "Raza" (oiga, demócraticamente, como ahora, que no obligaba a ir al cine) y uno tenía claro quienes eran los malos y quienes los buenos españoles.

que el 2010 nos colme, de lo que sea, pero nos colme.

mitxel

Catón dijo...

xD Buena peli avatar, yo si creo que pasará a la historia como un motor creible de integracion de 3d. Me llamó mucho la atencion la profundidad de las cosas en la primera media hora, luego te acostumbras.

En cuanto a los royos politicos supongo que cada cual podra interpretarlos como considere; que pa eso paga la entrada. Pero creo que el tio de 300 es un converso de la doctrina preventiva y demás y cameron parece mas progre.

Sobre esparta y athenas solo dire una cosa JA.

Javi dijo...

O sea, que lo de que Leóndias es Fidel no es tan evidente como pensaba, ¿no? XD

"Su forma física...perfecta". Nah, 300 es un peliculón super entretenido.

Cuando empecé al gimnasio me la puse en una misma sesión junto con "Troya", para motivarme muscularmente :-D

Catón dijo...

A mi tambien me parecio un peliculon, sali del cine emocionado con un amigo y todos los demas empezaron a sacar mierdas de la peli xd. El caso es que me han comentado que los abdominales perfectos de los de 300 los consiguieron con maquillaje, algo que nohe querido creerme xd

Javi dijo...

Sí, yo también oí esa mierda de los abdominales pintados. No obstante eso da esperanzas a la gente como nosotros: a una mala nos los pintamos y listo.

Catón dijo...

Es mucho esfuerzo xd me comprare una coraza de esas de plasticos xd

Anónimo dijo...

Interesante punto de vista. Aun que yo creo que no das una jeje.

300 es la tergiversación de la realidad. Los espartanos son utilizados para difundir los ideales de la burguesía, el cuento de la "libertad", la "democracia", etc. Cuando en realidad vivían en un país que tenía esclavos, y que eran igual o peor que los persas. Pero de eso ni palabra, simplemente son mostrados como los civilizados, haciendo alusión al actual primer mundo capitalista.

Los persas son presentados como los enemigos directos de "nuestro mundo", haciendo alusión directa a Irán y al mundo árabe.

Cuando vi la película, si, los efectos estaban bien y todo eso, pero es de lo más reaccionaria y por ello la detesto.

En cuanto a Avatar, pasa justo lo contrario, es un crítica al mundo occidental, a este mundo tan civilizado, moderno, tecnológico y democrático, pero que no le importa arrasar con otras poblaciones con tal de robar sus recursos.

Los azulados serían cualquiera que EEUU haya intentado invadir, como los vietnamitas, los latinoamericanos, los iraquíes, etc.

Yo al menos lo veo así...

Un cordial saludo.