Star Wars: unión de Iglesia y Estado...y sus trágicas consecuencias

Toda persona que no haya visto la saga de películas de Star Wars merecería ser azotada hasta que le escociera. El compañero Victor Casco ha demostrado con su entrada que él se libraría de tan terrible pena.
Como El Hijo Rojo es un blog ecléctico, siempre dispuesto a conciliar folklore popular y análisis bolchevique, hoy vamos a diseccionar brevemente…la relación Iglesia-Estado en Star Wars y sus terribles consecuencias.

La República Galáctica de los momentos previos a su caída y conversión en Imperio, se nos presenta como una sociedad donde gobierna al menos la democracia formal. El Senado recoge a los representantes de los sistemas que forman parte de la República, aunque no se explicita que dichos representantes hayan sido elegidos de forma democrática en sus respectivos planetas. Más bien parece, por la existencia de monarquías y formas de gobierno autoritarias, que dicha democracia en las partes no es requerida. La elección del Canciller Supremo, que se realiza por votación de los representantes planetarios, incurriría en una ilegitimidad notable.

El Senado Galáctico sería una suerte de ONU (donde no se meten las narices en los asuntos de cada planeta…aunque éstos asuntos sean tan graves como el esclavismo*) con capacidad legislativa real y que elegiría a un gobierno con auténtico poder ejecutivo.

Pese a eso, la República Galáctica parece una federación donde si tienes algo de suerte en donde naces se puede vivir de forma pacífica y civilizada. Parecería que ya han tenido, al menos de forma general, un periodo similar al de las “revoluciones burguesas”, y que el absolutismo ha sido desterrado de las más altas formas de gobierno.

El planeta que se presenta como el máximo exponente de las virtudes republicanas es Naboo. Aquí existe un Jefe de Gobierno que, aunque recibe el nombre de monarca (en las películas se nos muestra a la Reina Padmé Amidala primero, y a la Reina Jamilia después), se elige de forma democrática y con limitación temporal en el cargo (se dice que Amidala se retiraba porque había agotado sus dos mandatos).

Los naboo son un pueblo pacífico y de fuertes convicciones. Fueron de los pocos planetas que nunca llegaron a plegarse ante los planes de Palpatine. Son célebres las palabras de Amidala ante el Senado en el momento en el que Palpatine era elegido dictador: “Así es como muere la libertad, con un aplauso estruendoso”.

En el momento en el que transcurre el Episodio I, la República lleva mil años en paz. Tanto es así que no tiene ejército: el uso de la fuerza militar recae sobre los Jedi, una orden religiosa no teísta que tiene gran peso dentro de la estructura política de la República.

Los Jedi se organizan de forma paralela a la República, y tienen su órgano de gobierno supremo, el Consejo Jedi.

El dejar el uso de la fuerza en manos de los Jedi se muestra primero insuficiente (los Jedi no eran capaces de vencer solos al ejército de la Confederación de Sistemas Independientes, por lo que ha de recurrirse a los clones) y luego como algo peligroso: se pone a los Jedi al mando del ejército de clones. Una orden religiosa pasa de un día a otro de ser unas “fuerzas de mediación y paz”, a ser los comandantes del ejército republicano.

El tremendo poder militar de los Jedi sirvió como excusa para que el Senado concediera los poderes máximos a Palapatine, pues los senadores estaban temerosos de una conjura de aquellos. Había miedo a ser traicionados por los Jedi. Unos curas al frente de un ejército no da muy buen rollo, y Palpatine se aprovechó de ello. Eso sí, las razones para ejecutar la Orden 66 fueron más burdas que lo de las armas de destrucción masiva en Irak.

Viendo la cantidad de Jedis que salen “rana”, y con la cantidad de soldados y material bélico que se había puesto a su disposición, se me antoja probable que de no haberse investido emperador Palpatine, algún otro Jedi rebotado se habría convertido en el Francisco Franco galáctico al grito de “¡Una, Grande y Libre!”.

*Procedo a corregir éste punto pues me señala Óscar que "en la República no hay esclavitud. Tatooine es un planeta del borde exterior, no federado, donde no rigen las leyes de la República. Lo dicen en el Episodio I y prueba de ello es que los créditos de la República (moneda oficial) no sirven allí"

7 comentarios:

Rhasputyn dijo...

ke wena, jejeje

¿pa cuando un estudio de la lucha de clases en Star Wars? jijijij

rafa hortaleza dijo...

de eso nada monada porque los Jedis son los buenos. No tienes ni idea. Anda vuélvete al empiriocriticismo por favor...
;-P

Óscar dijo...

A ver, mi joven Padawan, por partes:

1- En la República no hay esclavitud. Tatooine es un planeta del borde esterior, no federado, donde no rigen las leyes de la República. Lo dicen en el Episodio I y prueba de ello es que los créditos de la República (moneda oficial) no sirven allí no para tomar por culo.

2- Padme no dice "aplauso estruendoso" dice "estruendoso aplauso".

Por lo demás no estoy de acuerdo. Los jedi no son una religión en tanto en cuanto no se basan en la creencia en algo idealista. La fuerza, en el universo de Star Wars, es algo físico. No olvidemos que la fuerza se la dan los midiclorianos que son entes microscopicos que existen de forma empírica y se les conoce.

Recordemos el Episodio IV, cuando un militar del imperio le dice Lord Vader:

- ¿Pretende asustarnos con sus cuentos de brujas, Lord Vader? Su funesto culto a esa antigua religión (¡error!) no le ha servido para evitar el robo de los datos, ni le ha permitido encontrar la guarida de los rebeldes.

Entonces Vader, haciendo una demostración científica de lo que es la fuerza, le estrangula desde lejos.

Kaneda dijo...

@ rhasputyn: no tardará XD

@ rafa: en la historia también ha habido curas buenos...¡pero eran curas! ¡admítelo, los Jedis son curas y se les puso al mando de un ejército!

@ Óscar: corrijo lo de la esclavitud. Aunque si fueran una República como diox manda no dejarían que hubiera un "guantánamo" ahí al lado de su borde exterior XD

En otro orden de cosas: los Jedi son una religión no teísta. La Fuerza existe, claro que sí, pero ellos construyen sobre esa realidad empírica todo un culto religioso. ¿A cuénto de qué si no, por ejemplo, lo del voto de castidad o sus consignas del tipo "nada de posesiones materiales"? Poco más y los pone Lucas rezando un rosario.

Óscar dijo...

Lo del voto de cantidad y las posesiones materiales es por una cuestión táctica. No porque el sexo y las posesiones materiales sean malas si porque eso puedo intervenir de forma negativa (y lo hará con Anakin) en su comportamiento como Jedi.

De hecho un buen M-L no debería tener vínculos emocionales que puedan interponerse en los interes de clase xDDD

En el fondo los Jedi eran la vanguardia del proletariado.

Kaneda dijo...

Estoy seguro que abundaban las relaciones "sodomitas" entre Maestros y Padawans. Es algo que se deja entrever.

El camarada Lenin conoció hembra y nada malo le pasó. Bueno, dejando a un lado esos rumores sobre la sífilis de Vladimir Ilich: lo mismo uno puede infectarse una cosa chunga fornicando que cortándose con una lata de refresco XD

Ah, y con Anakin no intervino malamente: Anakin fue el elegido. ¡Qué casualidad, el único Jedi que echa un polvo y se convierte en el elegido!

Silagra Online dijo...

creo que esta pelicula es mas una fuerte critica a las naciones guerreras, del porque se dan las guerras, solo se dan por infodelidad, poder, avaricia, pero como siempre siempre gana el bien!