Javier Caso, socialismo, ciencia y pseudociencia

Recientemente Javier Caso Iglesias ha escrito una reflexión bajo el título "¿Qué viene a continuación? El socialismo fracasó, el capitalismo está en quiebra“ en donde, tras mostrar su rechazo a comunismo, capitalismo y socialdemocracia, realiza una apología de la aplicación del “método científico” a la política en los siguientes términos: “La herramienta definitiva será ese método científico que en política y en economía representaría la democracia participativa (…) El estatus de sujetos es el que hemos de adquirir, en él no existirá lo público o lo privado, la etapa de lo público y lo privado es una mera etapa infantil en el crecimiento y desarrollo de la humanidad; en la etapa de sujetos trascenderemos lo público y lo privado, ahí sólo existirá lo social, lo ciudadano, lo bien gestionado con métodos rigurosos de evaluación científica, de abajo a arriba y de arriba a abajo; buscando en ello la implicación de todos”. Finalmente señala como ilustrativo de sus postulados la obra del freudomarxista Erich Fromm.

Estructuraré en puntos mi crítica a su reflexión:

1º- La democracia participativa no es la representación de ningún método científico. El método científico es un procedimiento para alcanzar conocimientos válidos, basado fundamentalmente en la reproducibilidad y la falsabilidad. La democracia participativa es un modelo político.

Yo también veo deseable un sistema democrático participativo, ¿pero porqué esa necesidad de intentar envolverlo bajo la categoría de “ciencia”? No, no es ciencia: puede ser un sistema más justo, más razonable, pero no es representación de ningún método científico. La democracia participativa sería un sistema más valioso conforme a una escala de valores donde la intervención activa de los ciudadanos es más valiosa que un sistema donde no se les deja participar. Estamos moviéndonos en la axiología (cosa que no es mala, ¡es incluso necesaria!…pero no mezclemos a la ciencia en esto, no seamos pretenciosos).

2º- La ciencia en sí misma no puede determinar lo que es mejor o peor para la sociedad. Por ejemplificarlo: el cambio climático, desde la perspectiva de la ciencia, no es bueno ni es malo (la ciencia es avalorativa). La ciencia puede señalar porqué se produce el cambio climático, qué es relevante en él, cómo solucionarlo o cómo agravarlo…Somos nosotros, que creemos que es bueno que la Tierra no se vaya al garete, quienes debemos usar el conocimiento científico bajo un programa político concreto (en este caso detener el cambio climático). Así sucede en el resto de cosas, incluida la política y la economía: la ciencia en sí misma no nos orienta éticamente en ninguna dirección. La ciencia habrá de ser usada conforme a un programa político concreto para alcanzar ciertas finalidades que encontremos valiosas.

3º- Sostiene Javier Caso que “en la etapa de sujetos trascenderemos lo público y lo privado, ahí sólo existirá lo social, lo ciudadano”. Supongo que para llevar a cabo ese ejercicio trascendente que nos permita llegar al estatus de ciudadano contará Javier Caso con la necesidad de acabar radicalmente con el método de producción existente: superar la división entre “lo público” y “lo privado” supone acabar con la propiedad privativa de los medios de producción, que es sobre lo que se sustenta el sistema en el que vivimos.

Es decir, no sólo es necesario que el individuo participe en los asuntos sociales, sino que disponga plenamente de la forma en que se produce. A pesar de que comience haciéndose eco de su supuesto fracaso, Javier Caso termina apuntando directamente hacia la necesidad del socialismo.

Por cierto, y como tema accesorio: si somos sinceros tendremos que concluir que para llegar a eso, a parte de “democracia participativa”, hace falta violencia (seguramente los que no tienen gran cosa no tengan problemas en “trascender” el sistema capitalista…pero para hacer que lo “trascienda” Botín o Gustavo Cisneros es necesaria la coacción).

4º- Puede que la obra de Erich Fromm tenga un montón de cosas rescatables, pero invocar a la ciencia y a legado de un psicoanalista en un mismo texto tiene su coña. El psicoanálisis carece de apoyo empírico y desde Karl Popper hasta la psiquiatría moderna lo consideran una pseudociencia.

Acabo con una cita de Carlos Fernández Liria que, hablando de valores y sistemas políticos, creo que viene muy al caso: "en un mundo en el que las estructuras son mucho más inmorales de lo que jamás pueden llegar a serlo las personas, la cuestión crucial no es saber en qué medida somos piezas de ese engranaje estructural o en qué medida podemos dejar de participar en él. (…) La verdadera cuestión moral es qué responsabilidad tenemos en que determinadas estructuras perduren y qué estaría en nuestra mano hacer para sustituirlas por otras".

[Entradas relacionadas en El Hijo Rojo: “Especulación con bienes básicos, respuesta a Javier Caso” y “Segundo Mandamiento del Siglo XXI: hazte comunista”]

10 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

a veces te leo y me das miedo ;)

Javi dijo...

XD ¡Algún día iré a por tí, Rafa, y ninguna fuerza del universo podrá detenerme! ¡Entonces sí te daré miedorrrl!

MarioJPC dijo...

Una imitacion a Chiquito? Tengo que decir aue si es culpa mia y mi friquismo superhéroico pasado de rosaca lo siento un poquito... pero mejor imitar a Chiquito que a Fede!
En cuanto al articulo, pues aunque es demasiado critico marxista que mis lecturas habituales; esty deacuerdo contigo en que decir que la ciencia pura es necesariamnete mejor que la actividad o pensmaiento politico en lso mismos términos, y por tanto sus sustituto necesario; pues es como cuando a los obistpos lesda por ahblar de que la Biblia y la fé deberian ser lo que dirijan la vida de todos, y tal.
En esencia l ciencia solo aporta datos, teorias objetivas.
Y en cuanto al psicoanalsis, yo soy filologo aun le sacamso a ciertas ideas suyas cosillas en las teorias del lenguaje y comunicacion, yo no la descatalogaria dle todo, si no como ciencia si como saber.
En resumen, los mismos datos y conclusioens pueden dar valores y respuestas dificiles: un ejemplo es la ley de gravitacion universal (que para cosas por encima de lso atomos, y con un par de parches de relatividad para algunas cosas)sirve tanto para decir: que el hombre no puede volar o que se puede volar bajo cierts condiciones.
He hecho un churro de opinion, pero creo que se entiende, no?

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Es claro que la ciencia ha de estar al servicio de alguien y es ese alguien quién determina qué es lo que se debe de evaluar. Es ese alguien quién plantea las hipótesis.

Si creo en la democracia participativa, es ese sujeto quién ha de elaborar las hipótesis que debe probar en la práctica.

Obviamente las leyes que establezca la mayoría han de ser respetadas. Para eso es mayoría, para hacerse respetar y hacer valer el estado democrático y de derecho.

De Erich Fromm hay que rescatar lo rescatable, como de Marx o de Engels; todo lo que en la práctica demuestre ser una fantasmagoría hay que abandonarlo, pues de no ser así no avanzaremos.

Recibe un abrazote amigo, y gracias por tu comentario en mi blog y este post que en el tuyo me dedicas.

aris dijo...

Compas tod@s:
lo dije en la lista de iloveiu y lo reitero:
¿que pinta un lacayo de la junta de extremadura en nuestras redes?
besinos y abracinos

Javi dijo...

@ aris: ni idea. Aunque las intuyo, desconozco las filias políticas reales de Javier Caso, no suelo leerle ni le conozco personalmente. El agregador de I Love IU es para los miembros de Izquierda Unida y su entorno: si Caso no está en IU ni en su entorno, como señalas, claro está que su pertenencia a esta red no tiene sentido.

Recibe un cordial saludo.

MarioJPC dijo...

http://www.escolar.net/MT/archives/2009/04/un-paro-de-ciencia-ficcion.html
Y hablando de ciencia y sociedad, o mejor de ciencia ficcion. Sera Bolonia nuestra Battle Royale particular?

Pedro Mellado dijo...

con lo fácil que es decir que lo que "falló" fue la URSS. Mezclar la parte con el todo me parece un ejercicio de demagogia.

En cuanto a la ciencia, corremos el peligro de dejar de verlo y usarlo como herramienta para acercarnos a la realidad, y empezar a usarlo como dogma, lo cual es tan negativo como el dogma judeo-cristiano. Un dogma quita a otro dogma, sí, pero eso no es evolución. Es lo más sencillo, pero el secreto está en la complejidad.

Un saludo Javi.

Óscar dijo...

No querría hacerlo, Javi, pero me vas a obligar a meterte en mi lista de "Intelectuales a exterminar llegado el momento".

No vuelvas a hacer una entrada como esta o me harás hacer cosas que me dolerán.

PD: Hoy en tu palabra para evitar bots me ha salido "Commi"... esto empieza a ser sospechoso.

Javi dijo...

@ Pedro: gracias el comentario, recibe un cordial saludo.

@ Óscar: ante todo soy disciplinado, y si un miembro del Central me da directrices y me conmina a abandonar este tipo de entradas, lo haré XD