El peligro real del socialismo del siglo XXI

Lo ha dicho nuestro ex-Presidente Jose María Aznar: hay que "hacer frente al peligro real del comunismo del siglo XXI" que se está extendiendo por toda América Latina. Realmente Aznar ya puso en su día de su parte para "hacer frente" a la amenaza socialista, apoyando el golpe de Estado en Venzuela de 2002 y siendo el primer país que, junto con EEUU, saludaba al gobierno de Carmona (contribuyendo a reforzar, más si cabe, la “ley incontrovertible de la democracia bajo condiciones capitalistas”).

Aquello le salió fatal: no sólo no derribó al legítimo gobierno venezolano sino que ese golpe fue una suerte de revulsivo para toda la zona: en el 2005 vencería Evo Morales y en el 2006 Correa.

En este caso creo que Aznar lleva toda la razón: el socialismo del siglo XXI es un peligro real y muy concreto para los intereses de los Aznares latinoamericanos y sus amigos: Carlos Slim, Gustavo Cisneros, Julio Santo Domingo, Álvaro Uribe…
Cualquier persona razonable con un mínimo sentido de la justicia debería simpatizar con un movimiento de las mayorías que pone en alerta a los Golfos Apandadores del siglo XXI.

En su conferencia en Harvard, Aznar dijo más cosas la mar de interesantes: a parte del anti-comunismo, señaló que hay que reforzar el anti-nacionalismo periférico y no renegar de los valores del cristianismo. Como señalaba uno de los comentaristas, siendo esos tres los ejes maestros de la política que Aznar propugna para el siglo que empieza, cuesta encontrar (a parte de 70 años de distancia) diferencias entre sus puntos fundamentales y los principios generales del bando franquista.

[Entrada relacionada en El Hijo Rojo: "Sobre moderados (comunistas) y extremistas (capitalistas)"

5 comentarios:

Fernando Jiménez Briz dijo...

Ya no pueden controlar la revolución bolivariana. Aznar sigue en la linea dura y buscara el enfrentamiento a los procesos revolucionarios.
Mientras Obama que representa la cara amable del capitalismo intenta dialogar con esos paises.
Tanto uno como otro tienen mucho peligro porque representan lo mismo.

Catón dijo...

JA JA JA

cada dia mas divertido, adelante camaradas la revolución es imparable.

(8) que lejos está mi tierra, caray, cuanto la extraño, espero que llegue el dia, caray, para abrazarnos(8)

Javi dijo...

@ Catón: creo que la revolución es tremendamente parable, teniendo en cuenta la cantidad de violencia que puede emplear el imperio realmente existente y la escasa capacidad de respuesta violenta que tiene la parte débil (o la cantidad de medios económicos que tiene EUA y sus aliados para impulsar un golpe de Estado o una interrupción violenta del orden democrático en Venezuela, Bolivia, Ecuador...)

@ Fernando: creo que si Obama es más blandito que sus predecesores, es también porque las condiciones actuales de EUA requieren una política exterior menos agresiva, a la vista de que es muy difícil y costosp mantener tanto tiempo una táctica de confrontación violenta con sus enemigos.

Recibid un cordial saludo.

Catón dijo...

Pero si un regimen revolucionario como pocos, el chino, esta en clarisimas vias de ser la superpotencia que viene.

Ademas si el imperio y todo su poder post reaganiano no pudo con los escasos medios de la isla bendita, como podran ahora al borde de la capitulacion con la revolucion en esplendor?

Ese derrotismo, glorioso Drazen, es contrarevolucionario

Javi dijo...

Igual escribo mañana una entrada sobre cuestión nacional para que te explayes en los comentarios, glorioso Catón.