Papá y Mamá no eran marxistas

Si lo hubieran sido, ahora me plantearía si creo en lo que creo por convicción racional o si lo hago por una educación asimilada acríticamente. Afortunadamente el único miembro de mi familia interesado especialmente en la política era mi padre, quien era y es (a pesar de mis aburridísimos sermones) un hombre de derecha tradicional: españolista, conservador, creyente pero no meapilas y socioliberal en lo económico.

Es por eso que puedo descartar que mi adscripción al comunismo sea fruto directo de las enseñanzas familiares…aunque no indirecto: no recibí una educación fuerte en materia política ni en cuestiones religiosas (aunque sí en valores cívicos), lo que sumado a un ambiente doméstico poco opresivo y muy tolerante con casi cualquier idea, favorece que haya acabado aquí.

Hasta fechas relativamente recientes pensaba y me comportaba políticamente como el discurso hegemónico espera que uno piensa y se comporte políticamente: asumiendo el núcleo fundamental del sistema capitalista y permitiéndole a uno que sea crítico con cuantos aspectos relativos a su periferia quiera. En ese sentido era un miembro ejemplar del rebaño y me sentía orgulloso de ello: ¡eran las personas como yo, moderadas y responsables, las decisivas para que gobernara Jack Johnson en vez de John Jackson!

Ahora sigo siendo, como no podía ser de otra manera, miembro del rebaño, pero un miembro consciente de que tanto Jack Johnson como John Jackson gobiernan a pesar del rebaño y, en demasiadas ocasiones, contra el rebaño.

El hostiazo que me hizo caer en el Lado Oscuro fue el tomar consciencia de que era inviable arreglar un planeta como el que tenemos (en el que el 20% de la población acumula el 80% de la riqueza, mientras que el 80% de los humanos se queda con el 20% restante) a base de buenrollismo. Reparé entonces en que los únicos colgaos con una receta superadora del sistema realmente existente eran los socialistas que recogían el testigo de la tradición marxista.

Hoy me reafirmo en dos ideas fundamentales (que quedan muy ñoñas cuando se plasman por escrito, qué le vamos a hacer): primera, que no basta con intentar ser bueno en un mundo malo, sino que, además de esforzarse por ser bueno, uno tiene que elegir también querer vivir en un mundo bueno; segunda, que la sociedad más noble a la que se puede llegar (y por tanto la sociedad por la que hay que luchar) es aquella en la que cada cual aporte al bien común según su capacidad, y reciba del bien común según su necesidad.

[Viene de la entrada anterior, “Trayectorias”]

11 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

pues gracias a Dios por esa capacidad que tiene la horda marxista para autoregenerarse, porque si no después de Franco hubiéramos estado casi extinguidos como el lince...

¡bien por la generación espontánea! y ¡bien por pocoyó!

Javi dijo...

Si no tuvieran capacidad de autogenerarse aún así quedaría en Internet una reserva espiritual marxista...porque Internet, cual Parque Nacional de los Picos de Europa, protege a sus especies en peligro: ¿tú alguna vez viste a algún "anarco-capitalista"? Yo no, ¡pero pardiez que en Internet no sólo existen sino que uno diría además que abundan!

Anónimo dijo...

A mí lo de los padres me preocupa. Es que les hemos dejado de siempre hacer un poco lo que les da la gana...

Anónimo dijo...

mitxel, el anterior era

mitxel

J.E. dijo...

Muy bonitas estas entradas que estas haciendo...

Javi dijo...

@ mitxel: ¡la culpa es de nuestros abuelos, que consintieron a nuestros padres demasiado y, claro, así salieron!

@ Corrales: no va con sorna, ¿no? XD

Catón dijo...

xD Al leerte me han dado ganas de decir, yo estuve alli xD

Realmente conocimos otro noble Javi, del que hoy vemos y leemos :P

Yo sospecho que tuvo algo que ver alguna aventura virtual, en tus "peligrosas desviaciones".

Puestos a recordar, me gustaba mucho mas el anterior formato, pero mucho mas xd.

ceronegativo dijo...

¡¡Si se organiza un programa de reproducción en cautividad de comunistas me apunto!!

Javi dijo...

@Catón: sin duda me vi influenciado por la palabra y sobre todo obra del gran Timonel Bikov, inmortal Catón.

@ceronegativo: anda, menos mal que tu mujer no va por ahí leyendo lo que comentas en los blogs XD

rafa hortaleza dijo...

yo se lo cuento Javi, no te preocupes. Ceronegativo te vas a cagar ;-)

Ahora si montas el contubernio reproductivo tendrás que pagar mi silencio con un puesto preferente en el polit buró.

Javi dijo...

jajajaja