Eurocomunismo y Programa

Ha venido a verme un colega a casa y me ha encontrado tirado en el suelo, llorando desconsoladamente, maldiciendo en klingon y arrancándome los pelos de la barba.“¿Qué te pasa?” me preguntó mientras me inyectaba en vena algunos gramos de diazepam.“¡Pues que Rafa Hortaleza me ha hecho mucha pupa!”, le contesté. Y es que mirad lo que ha dicho, a propósito de Carrillo:

Tengo en la estantería su libro "Eurocomunismo y estado" (1977) […] y lo sigo encontrando plenamente vigente. ¿El PCE necesita un manifiesto programa? Yo fotocopiaría ese libro y lo repartiría entre la militancia quitando alguna cosa aquí y allá. A veces ojeo algún capítulo y me sorprendo al ver lo que se parece al programa de Izquierda Unida.

Esas líneas me han dejado tan dolido que no puedo entrar a considerar la figura de Carrillo por parecerme un tema secundario al lado de esto. ¡Qué hiriente puede llegar a ser Rafa cuando se lo propone! Voy a contestarle al tiempo que me voy tomando un vaso de haloperidol con benzodiazepina (mezclado, no agitado) para ver si me tranquilizo.

Al Eurocomunismo puedo concederle, como hacía el camarada Sacristán, tres aciertos: una crítica sana a los errores de la tradición comunista, una voluntad de analizar las novedades de la estructura social, y una percepción acertada de la difícil viabilidad de un horizonte revolucionario cercano en esta Europa en la que vivimos.

Y, junto a eso, tiene el Eurocomunismo un vicio gigantesco que da al traste con los aciertos que pudiera tener: la liquidación de la naturaleza revolucionaria de los comunistas, la conversión de éstos en socialdemócratas.

Ya que no vamos a lograr que la gente salga en masa a plantar unas barricadas en la Gran Vía madrileña, ya que la revolución es aquí y ahora algo que se presenta como irrealizable, el Eurocomunismo opta por orientar la labor de los comunistas hacia una lucha parlamentaria en la que lograríamos ser hegemónicos.

La desmantelación del Partido Comunista de España como organización de cuadros y sectorializada hacia una estructura “de masas” organizada electoralmente no es algo que surgió de la nada: es parte esencial de la teoría eurocomunista, se infiere directamente de su doctrina.

El Eurocomunismo no plantea ninguna “vía al socialismo”: es una justificación de la conversión de organizaciones de naturaleza revolucionaria en organizaciones electoralistas.

Se da la ironía de que la organización a la que Rafa alaba en su entrada, el Partido Comunista de Portugal, es un Partido que no sufrió el Eurocomunismo, y que por tanto nunca llegó a aceptar resignadamente el limitar su lucha al juego parlamentario. El Eurocomunismo disfraza esa resignación de “vía gradual al socialismo”. Por eso no puede servirnos como “Manifiesto-Programa”: porque no propone nada, se limita a justificar la actuación posibilista en estos tiempos difíciles en los que vivimos.

El Eurocomunismo es una teoría mentirosa: dice tener un plan cuando en realidad no tiene ninguno. No es honesta. Así fue que en 1982 nos pegamos tal hostiazo en las elecciones que el Eurocomunismo quedó herido de muerte: supuestamente íbamos a cambiar el mundo desde las instituciones de las democracias occidentales, íbamos a evitar el choque directo, íbamos a dirigirnos “en paz y libertad” gradualmente al socialismo, íbamos a logar la hegemonía desde el Parlamento…y resulta que nuestro gran plan cosecha el 4,02% de los votos. El plan no era tal plan.

El PCP fue fiel a lo mejor de la tradición comunista: trabajar desde el Parlamento, pero siendo conscientes de que no es desde ahí desde donde lograremos la hegemonía social. Que no podamos hacer ahora grandes cosas no significa que tengamos que convertirnos en lo que no somos, como pretende el Eurocomunismo. En ese error nunca cayó el PCP, de ahí que disfruten de una organización fuerte a pesar de la debilidad generalizada de la izquierda en Europa.

No creo que el Eurocomunismo se parezca al programa de Izquierda Unida: nuestro programa no miente, el Eurocomunismo sí. No pretendemos engañar a nadie: queremos llegar al socialismo, pero no disfrazamos nuestra debilidad presente de “plan para una transición gradual al socialismo” como lo hacía el Eurocomunismo.

Pretendemos que nuestra práctica cotidiana sea lo más útil posible a la sociedad con las escasas fuerzas que disponemos; pero no nos hacemos trampas al solitario, ni creo que se las hagamos a los demás; desde Carrillo nadie ha intentado vender la moto de que ésta era la senda que nos llevaría hacia la hegemonía: admitimos que la receta no la tenemos.

En IU somos infinitamente más humildes y más sinceros de lo que lo era el Eurocomunismo. Y seguramente ahí estará nuestra salvación: creo que hay un gran número de personas en IU que somos conscientes de que por ésta vía no lograremos mucho más, que hay que explorar otros caminos, que algo nuevo tendremos que hacer. La honestidad es lo que diferencia al programa de IU de la teoría Eurocomunista.

En resumen, querido Rafa, eso es lo que ha supuesto el Eurocomunismo: tres aciertos con los que no hemos logrado avanzar gran cosa, y un error tan grave que sigue amenazando con liquidarnos.

[Entradas relacionadas: "PCE: Presente, pasado y futuro" de Ceronegativo , "Hablemos de cerosalaizquierda, elhijorojo y Carrillo" de A bloguear, a bloguear]

29 comentarios:

ceronegativo dijo...

Muy buenas las negritas, estoy deseando ver como responde rafa... y por cierto, eme stais obligandoa contestaros en mi blog, que si uno no se mete en estos fregaos no es nadie, por lo que veo.

Anónimo dijo...

no se queje que usted está enchufado y no le riñe.


Pa eso a mí, joder qué filìpica... y eso que no saco a patxi por ningún lado...

hasta me acusa (creo) de no pertencer al PCE, cuando es el propio Carrillo el que impidió que yo pertenezca a ese partido.

en fin, creo que don rafa pertenece a la generaión preocupante, es decir,a los hijos de los comunistas que no hicieron la guerra, que se criaron en el franquismo,y que les ensñaron barbaridades tales como que el rey salvó la democracia un 23-F, asunto que en su día no le contesté porque sólo salía de mi teclado caca culo pis, y yo soy un tipo más fino que eso.

mitxel

Javi dijo...

Me flipa que usted, Don Mitxel, no sea capaz de sacar ni una referencia al "patxiverso". Joer, ¡me estoy sintiendo mal por hacer una entrada que (a diferencia de la retirada del oro a Natalia Rodríguez en el 1.500) no tiene ningún encaje en el conflicto vasco!

rafa hortaleza dijo...

madre del amor hermoso... la que he liado.

don Mitxel: "se lo consiento todo" menos ningunear a mis señores padres que, como muchos de su época, tuvieron sus más y sus menos con aquellos señores tan simpáticos de la "político social". :-)

¿Y ahora qué hago? ¿Un master en Eurocomunismo para rebatirte o simplemente me doy por derrotado?

No sé, no sé... dudo...

rafa hortaleza dijo...

mientras me lo pienso te lanzo una pregunta Javi:

¿pero acaso no es IU reformista? ¿sería entonces IU "eurocomunista"? ¿No estaría entonces Carrillo vaticinando lo que luego ha ocurrido en España? ¿a caso es IU revolucionaria?

Javi dijo...

IU es básicamente reformista, claro que sí. Pero no es Eurocomunista: sería eurocomunista si sostuviera que su forma de trabajo actual (la electoral) es una vía gradual al socialismo.

El Eurocomunismo disfraza el reformismo de revolución. En IU directamente no sostenemos que estemos en ninguna vía revolucionaria (de hecho saludamos con alegría a quienes a diferencia de nosotros sí lo están, como los bolivarianos). No hacemos de nuestra actuación institucional una teoría que la justifique como revolucionaria, que es lo que hacía Carrillo con el Eurocomunismo.

Aquí sabemos cuándo estamos en una "vía al socialismo" y cuándo no. Supongo que Carrillo también sabía que a base de parlamentarismo es imposible convertir en hegemónicas las posturas comunsitas, pero hizo como que no lo sabía y luego lo encuadernó.

Anónimo dijo...

en realidad, somos vaticanistas.

y señor Javi, no me he referido al patxiverso porque esta vez era tan evidente que caía por su propio peso: los carrillistas no se fueron del EPK a Euskadiko Ezkerra. Los carrillistas se quedaron en el EPK y, tras el exito del PTE, se pasaron al psoe, que fue a donde pasaron también los sordos (ee) a su vez y por su lado.

es decir, que patxi les tiene a todos atendiendo las barras de las casas del pueblo.

mitxel

J.E. dijo...

Desde mi sociata ignorancia, y con sano animo de crear polémica y discordia:
A mi el argumento de "no es lo mismo disfrazar reformismo como revolución (Lo cual es maaalo) que saber que la vía revolucionaria es impracticable ahora mismo y por lo tanto nos dedicamos al parlamentarismo, aunque deseemos la revolución (Lo cual es bueeeeno)" me suena a otros grandes hits de la retórica como "Jesucristo era Hombre y Dios a la vez, y Dios es a la vez Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero Jesús era el Hijo, pero a la vez Dios entero y no hablemos del palomo" u otras disputa teológicas.

Por otro lado, hay una cosa que me requiere explicación complementaria: Unes directamente la fortaleza del PCP por su no entrega al eurocomunismo. Eso requiere una explicación por sí sola o puede suceder que en realidad es una coincidencia (Hay otros partidos comunistas que no se pasaron al eurocomunismo y no están muy bien que digamos).

Y si me vais a tirar un ladrillo, a la cabeza no, por favor XDDDDDD

J.E. dijo...

Vaya, Mitxel y yo coincidimos en nuestras apreciaciones teológicas... quien lo diría.

Javi dijo...

Pues sí que es distinto: al igual que no es lo mismo hacer oposición siendo consciente de que es una labor de oposición al gobierno, que hacer oposición pensando que desde la oposición se rige el país. Los dos están en la oposición, pero uno piensa que no lo está. ¿Quién hará mejor su trabajo?

Mientras que el PCP sabía que no le quedaba más remedio que no hacer la revolución, el PCE de esa época sostenía oficialmente que no es que no le quedara más remedio, sino que esa era la buena vía. De ahí que (y aquí conecto con tu duda) el PCP no desmontara sus agrupaciones de profesionales, no dejara de trabajar en el sindicato, no eliminara sus organizaciones sectoriales...

El PCP tiene hoy una estructura disinta del PCE porque el PCP siempre fue consciente de las limitaciones del parlamentarismo, a diferencia de lo que supuso el Eurocomunismo.

Y J.E., los dos partidos comunistas europeos donde el eurocomunismo tuvo menos influencia, que fue en Grecia y en Portugal, es donde son más fuertes. Y no porque allí tengan unas ideas mejores que las de aquí, sean más guapos o hablen mejor...sino porque están mejor organizados. Nunca se hicieron pajas con la posibilidad de llegar al socialismo gracias a los resultados que sacaban en las elecciones, con lo que nunca estuvieron tentados a dejar de organizarse como lo venían haciendo.

Javi dijo...

Y es que, Corrales, nunca nunca nunca hay que subestimar el valor de la honestidad y la autocrítica: no es lo mismo ser un mierdas consciente de que lo eres, que ser un mierdas que piensa que así llegará a ser la hostia. El primero igual puede hacer algo con su existencia (valorando porqué es un mierdas, mirando a ver qué se puede hacer para ser mañana un poco menos mierdas...), el segundo es bobo y está llamado a ser un mierdas para siempre.

Carrillo quiso hacer del PCE lo que no era, quiso que el PCE adelantara al PSOE y fuera el partido de gobierno del "centro-izquierda" (como lo intentaron en italia con el PCI), y para ello tuvo que revestir esa maniobra de rollo ideológico (y a eso se llamó "Eurocomunismo"). Lo ha dicho Mitxel en el blog de Rafa y es cierto, fue Carillo el primero que intentó el "sorpasso" mediante una mutación del PCE que lo convirtiera en un partido de gobierno. Así se explica también su papel claudicante en la Transición.

Lo dicho, dista mucho de ser mera teología: el "Eurocomunismo", como justificación de un posibilismo muy chungo, tuvo unas implicaciones reales muuuuy jodidas.

rafa hortaleza dijo...

@Mitxel: me refresca usted donde he dicho yo que "el Rey salvó la democracia en el 23-F? ¿Así tal cual?

Ahora, no me negará que si en Rey Juan Carlos no se pone aquella noche -por lo que sea, por los intereses que sean- en contra del golpe hubíeramos tenido al Milans del Boch y al Armada y a quién sabe quién más haciéndonos bailar la yenka a todos los rojos. O tampoco está de acuerdo en eso.

Yo republicano sí, pero ojo, si el Borbón no se pone contra el golpe hubiera sido divertido...

J.E. dijo...

El argumento de que el PCP no desmontó la organización me parece más razonable que la simple cuestión ideológica, aunque la cuestión ideológica sea la que promovió el mantenimiento de la organización.

Curiosamente (En el contexto del PSOE) tengo parecidos pensamientos, en el sentido que convirtiendo al partido en una maquina engrasada para "generar" políticos profesionales en realidad nos estamos condenando al medio y largo plazo. (Uhm, ya tengo material para otro post ^^).

Por otro lado, en cuanto a lo del Rey y el golpe cada vez tengo más claro que cualquier otra cosa que la oposición al mismo habría sido imposible: Demasiados intereses internacionales para que España no sufriera otra dictadura, y mucho menos una oleada de represión.

rafa hortaleza dijo...

@J.E.: hombre... si mal no recuerdo el secretario de estado de los EE.UU. dijo que el golpe de estado eran "asuntos internos españoles".

Fíjese lo facil que se lo ponía a los golpistas... Lo estamos viendo con Zelaya: si triunfa el golpe entre que la ONU o la UE consiguen que las aguas vuelvan a su cauce se podían haber pasado por la piedra a 4 o 5 rojos y nacionalistas. Para que devuelvan el poder no sé qué (más) concesiones se tendrían que haber hecho al ejército.

Anónimo dijo...

Comparto en general el texto de Javi. Pero en cambio si creo que la deriva reciente de IU es una prolongación agónica del eurocomunismo. Inclusio da un paso más. Recordad a los Chaves (el "ideólogo·, es un decir, de la mutación verde-regionalista en IU), Mendi, Aguilar o Llamazares. No sé en qué se diferencian de los Curiel, Almeida o Garrido.
No sé quein es más anti socialista y anti-comunista.
Los paridos que no mutaron con el eurocomunismo se mantuvieron como aprtidos de militantes (no de afiliados), con principios, sin subordinarse a la lucha electoral, etc. Por eso son ahora un ejemplo, como el PCP, que hasta le tiene que atacar directamente la burguesía con un engendro como el Bloco (que sale día si dia tbn con su anti-comunismo en todos los medios protugueses).

Anónimo dijo...

A Rafa: ¿desde cuándo un golpe de Estado no va dirigido precisamente, contra el jefe del Estado, como ocurrió en el 23.F?. pero si todos los golpistas tenían conexiones con la Casa Real?!!
El golpe se inscribe en el escenario de finales de los to principios de los 80, cuadno el imperio le exige a España entrar en la OTAN sin más dilación. Suarez daba largas. Y el Golpe tuvo el beneplacito de EEUU para un gobierno de Concetnración nacional, sin militares!!

Y por cierto, aprendamos del PCP y del KKE.

rafa hortaleza dijo...

@Anónimo: pues por ejemplo en el golpe de estado de Primo de Rivera en 1923 ¿no? No digo que el Rey no estuviera más o menos en el ajo. Sigo que su actuación durante el golpe salvó probablemente a muchos de un incierto futuro.

Aprendamos del PCP y del KKE, no puedo estar más de acuerdo. Revisa mis entradas de la Fiesta del Avante 2008 y de cómo me quedé con la boca abierta y babeando...

Anónimo dijo...

don Rafa, lo escribió usted el pasado mes de febrero: "El 23-F de ceros a la izquierda".

Y dice, que "para ser honesto, le estaré agradecido al rey Juan Carlos siempre".

y coño, digo yo que no le agradecerá la intentona golpista...

mitxel

rafa hortaleza dijo...

@Don Mitxel, creo que el párrafo se entiende mejor si se lee la entrada completa que es esta:

http://cerosalaizquierda.blogspot.com/2009/02/el-23-f-de-ceros-la-izquierda.html

En esa entrada yo no digo que el "rey salvara la democracia". Esa entrada reflejaba lo que yo recuerdo de niño del 23-F. Los recuerdos de un niño de 7 años que vió como su madre corría por la casa aterrada quemando papeles, que pasó esa noche fuera de casa "escondido". Que mi padre que era dirigente del PCE de una comarca metropolitana de Madrid estaría señalado. Y que si el Borbón no se interpone en aquello, lo hiciera por lo que lo hiciera, muchos como mi padre podrían haber acabado muy mal en manos de los gorilas Milans del Bosch, Tejero y muchos otros. Y yo como persona siento agradecimiento por aquello. Creo que no es lo mismo que lo que pone usted en mi boca, o no pretendía serlo.

carles dijo...

Los golpistas eran gente del rey y éste salió de único capitán general dos horas después de lo anunciado y cuando muchos ayuntamientos -como el de Badalona y Montcada- estaban armados y esperando a que vinieran...
Yo pasé, como periodista, toda la noche en vivo en el ayuntamiento y al tanto de lo que pasaba (la radio que escuchaban todos era la propia que llevé yo), y estoy de cuentos borbónicos, coreados por pretendidos republicanos e izquierdistas progres de misa, hasta los mismísimos.
El rey lo dió y el González se lo bendijo...
Valdría la pena se leyeran las diversas obras publicadas por los propios golpistas, incluído Armada, a ver si comienza algún arcángel a tocar de piés en el suelo. Salut i alegria! Carles.

rafa hortaleza dijo...

Menos mal que Badalona estaba lista para parar a la acorazada Brunete...

Anónimo dijo...

pues, don rafa, avise cuando nos relate cuentos para niños.

el rey no lo paró, el rey no tuvo mas cojones que no apoyar los tiros en el congreso y la opereta que montó el tejero. Armada quiso intrvenir para ·recondcir la democracia", pero tejero le dijo que leches, que de eso náde ná, que se da un golpe de estado como está madao o no se da.

y el rey entonces no pudo bendecirlo en el aquel momento.

Pero después sí, después se cumplieron as principales reivindicaciones golpistas, a través de la LOAPA.

Y todo dios bendiciendo el post-golpe...

y ahi estamos don raa, ahi estamos-

mitxel

rafa hortaleza dijo...

@Mitxel: lea con atención don Mitxel que lo pongo especifico claramente.

Solana dijo...

Maldita sea... ¿habeis visto lo que habeis logrado? Es hablar de Carrillo y la gente prefiere (por vergüenza, o por decencia quiza) cambiar de tema.

Volviendo al asunto: A Carrillo le debemos muchas cosas; y otras tantas se las debemos reprochar. Por cierto, el PCP se declara...M-L o M-R como el PCE? Quiza habria que empezar por ahi...

En fin, les dejo con su monarquia y sus juegos de soldaditos.

Anónimo dijo...

El golpe de Primo de Rivera es precisamente un golpe dirigido desde la Corona. el 23-F es en apariencia distinto: un golpe de estado... que curisosamtne deja al jefe del estado con las manos libres... para salvar la democracia ¿?
Aconsejo un libro imprescindible (no hay tantos): Soberanos e intervenidos, de Joan Garcés, donde con documentos desclasificados del imperi omuestra la programación de la transición desde la posguerra mundial: como se cooptan cuadors para los partidos que a la muerte de Franco se turnaran en el poder, cómo se financia al PSOE, etc. etc.

rafa hortaleza dijo...

@Mitxel: en serio cree que las motivaciones de Milans del Bosch, Tejero, Armada y el ejercito español de 1981 se vieron colmadas por la LOAPA posteriormente podada en la LOFCA por el tribunal constitucional?

No lo creo.

Agitador de masas dijo...

Recordar: "El eurocomunismo no es una palabra es romper huelgas"


En cuanto al 23F varias agrupaciones militares llamaron a la Zarzuela para comunicar su apoyo a la constitución y varias delegaciones de gobierno dijeron que no entregarían el poder civil "gratis"...

Luego Sofia le diría al Rey "recuerda lo que le paso mi hermano, que no puedo ni entrar en Grecia!!"

Pedro dijo...

Hola,
He llegado aquí redirigido por surco, del blog mileurismo.com.
Él también ha hecho un post sobre este tema. La verdad es que ya he dicho ahí cual es mi posición respecto a Carrillo (El post está más orientado en su persona que en la idea eurocomunista en sí), pero voy a hacer un par de pinceladas aquí.

Para empezar, creo que el eurocomunismo, en el fondo, es la recuperación del origen de la socialdemocracia, tan y como la definió Eduard Berstein. La idea es correcta en sí, y de hecho es una postura bastante más civilizada que el Leninsmo tradicional en los años en los que estuvo vigente (desde finales de los 70).
Creo que el Eurocomunismo se vio barrido por el "triunfo" del capitalismo, que más bien fue un fracaso del modelo soviético. Las circunstancias pudieron con él, más que sus errores.

Finalmente ya que se habla de la IU actual y del PCE eurocomunista creo que el PCE de entonces, por lo menos, fue coherente con su época.
La IU actual no se sabe que camino tiene ni que teoría político-económica reivindica, ¿Son comunistas? ¿Son Leninistas? ¿Reformistas? Yo diría que son reformistas, pero dudo que lo tengan muy claro.
Y eso que el discurso de Cayo Lara me parece interesante, que conste.

Un saludo.

El Ajustador dijo...

Veo que algunos de ustedes confunden ciertos conceptos básicos, como por ejemplo el de Revolución, que asimilan exclusivamente a la vía armada al Socialismo.

También equivocan, algunos, el concepto de Reformismo. Quien se atreva a tachar a IU de reformista es que no ha tenido ganas o tiempo de leer a Luxemburg. El objetivo principal de IU es el Socialismo y no la humanización del Capitalismo que es lo que, por definición, es el Reformismo. Ídem para el Eurocomunismo.

Quizá con estos elementos puedan ustedes llegar a alguna conclusión algo menos apasionada y algo más objetiva respecto al tan excesivamente denostado Eurocomunismo "carrillista"... Del que parecen olvidar que también fue parido y desarrollado simultáneamente por bastantes comunistas a lo largo y ancho del mundo: Desde Enrico Berlinguer en Italia hasta el Partido Comunista de Japón.