TDT de pago: allá se maten

Para tener una postura razonable en este asunto debemos constatar que en la aprobación por parte del Gobierno de una Televisión Digital Terrestre de pago no existe ninguna necesidad social en juego: no se trata de vivienda, ni de alimentación, ni de energía, ni del acceso a las telecomunicaciones, ni del derecho a recibir a una información veraz, ni a contar con unos medios públicos de calidad…se trata de ver fútbol por la tele.

No hay ningún interés socialmente relevante en todo este asunto. Se trata de dos grandes empresas, Sogecable y Mediapro, zurrándose por ver quién hace más pasta con la emisión de partidos de fútbol por la tele.

La aparición de un nuevo soporte a través del que ver fútbol de pago no sólo no perjudica a los aficionados a ver al Madrid y al Barça por la tele, sino que posiblemente les beneficiará, al terminar con el monopolio que tenía sobre esta materia Digital Plus. Yo, que bajo al bar a ver un partido al año, seguiré desayunando con “Phineas y Ferb” (¡gloriosa serie!) del Disnney Channel por la TDT como lo venía haciendo hasta el momento: no me afecta en absoluto, y dudo que llegue a afectarme para mal en el futuro.

¿Se ha hecho la operación torticeramente, por Decreto Ley, alegando urgente necesidad, para beneficiar a Mediapro en detrimento de PRISA? Sí, pero este es un asunto que constituye un tema en sí mismo: el mal uso de los instrumentos legislativos y la relación simbiótica entre los grupos de comunicación y el poder. Existe un poder económico que se escapa al control democrático, y al que sirven incondicionalmente los políticos: John Jackson mejorando a unos, Jack Johnson favoreciendo a los otros. Ambos turnándose en la violación constante del Estado de Derecho. Esto la izquierda lo viene denunciando desde la época en que los delfines dominaban la Tierra.

Lo que ha puesto de manifiesto esta operación del Gobierno es que la relación de dependencia mutua entre las empresas de comunicación y los políticos en el poder sigue como siempre. Dejando esta constante a un lado, la operación en sí misma no parece que vaya a ser mala para los consumidores de fútbol televisado.

4 comentarios:

Pedro Mellado dijo...

Bueno Javi yo diría en primer lugar que no ha sido en detrimento de PRISA, sino un acuerdo de este con Mediapro. Es una explotación convenida y compartida, entre ellos claro.

En cuanto a la constante, es la evidencia. A partir de 2012, si gana el PP, veremos como de repente estos medios son los pobrecicos desfavorecidos. Una lástima oye.

Y a mí me afectará personalmente de forma relativa, pues volveré a rojadirecta.com, y los que merezcan la pena ver de verdad pues uno se irá a un bar.

P.D.: Phineas y Ferb, son enormes, aunque yo soy más de Brandy y Mr. Whiskers, es increible como son capaces de evidenciar la latente lucha de clases en la selva amazónica.

Javi dijo...

No sé si han llegado a un acuerdo entre ambos: los de PRISA parece que están jodidos, tanto en El País como en la SER critican la medida. Se decía que PRISA quería vender Digital Plus, y dejar de ser el único que ofrece partidos de pay per viu hace que baje el precio de la plataforma.

rafa hortaleza dijo...

Los de PRISA están jodidísimos y se lo digo porque mi señor padre -portavoz amateur de PRISA en mi familia- está indignado. Por eso lo sé.

Pedro Mellado dijo...

Debe ser por eso, porque con respecto al año pasado han recuperado un importante control de los derechos de emisión de partidos.