¡Fue bonito mientras duró!

Hoy ha llegado el día. Sabía que tarde o temprano me llegaría la hora en la que perdería al 90% de mis lectores por confesar alguna de mis desviaciones…pero esperaba poder hacerlo dentro de algunos años, cuando ya os tuviera enganchados y tuvierais que joderos y seguir leyendo este blog. He de decir que se siente bien uno teniendo una bitácora que es seguida por alguna peña, que además tiene una comunidad de comentaristas muy molona…pero todo llega a su fin. Hay cosas que no se pueden retener dentro, aunque ello conlleve el ser denostado socialmente. Bien que me jode perder a la práctica totalidad de mis lectores ahora que andaba bien colocadillo en el concurso y que las visitas iban aumentando poco a poco. Pero qué se le va a hacer, las cosas empiezan y terminan, nacen y mueren. Es el ciclo de la vida, lo dice el Rey León.

Llegado a este punto, no puedo resistirme más…tengo que confesarlo…inspirar, expirar…inspirar, expirar…allá va: ¡estoy viendo “Gran Hermano 11”! ¡¡¡La-la-la, me tapo los oídos, cucho-cucho que no os escucho, la-la-la!!!...¿Ya habéis dejado de gritar e insultarme? Perfecto.

Vale, hagamos recuento, ¿cuántos quedan por ahí? Veo que hay un vasco que sigue ahí delante…veo que un par de tipos de la capital aún no han cerrado la pestañita de su explotador…anda mira, hay una chavala y todo que sigue leyendo…joer, no está mal, pensé que os ibais a pirar de inmediato. No, si al final vais a ser buena gente y todo…

Al grano: no seguía el programa desde sus primeras ediciones, quedándome rallado del formato y pensando que no volvería a caer…pero este año vi la gala inicial y me entretuvo tanto que me enganché. El caso es que han metido en la casa, entre un montón de gente a la que por su comportamiento los antiguos griegos calificarían claramente de oligofrénicos, a un tío que va en silla de ruedas.

Y resulta que el chaval paralítico se está zumbando a la guapa de la casa, protagonizando ambos unas imágenes que me parecen la hostia de revitalizantes. Perdón por caer en tópicos super manidos, pero contemplar cómo un chaval que por su situación podría tener su ego por lo suelos, conquistando a una rubia ruso-almeriense super atractiva…joder, ese tipo de cosas te reconcilian un poco con el mundo.

Intuyo que todo el que haya visto ayer el vídeo de cómo estaban los dos acarameladitos en el sobre dándose morreos se ha sentido un poco mejor consigo mismo y con la gente que le rodea.

“Gran Hermano” reproduce la paradoja sobre la que se sustenta toda la industria audiovisual en general: para ganar dinero necesitan mostrar a la gente lo que está bien. Aunque en tu trabajo te jodan, aunque tu país lo invada un genocida mentiroso…la gente sabe que el bien existe, aunque socialmente quede recluido a un programa de televisión o a una película en la que Azarías ahorca al señorito Iván.

En Hollywood el bueno gana y el malo pierde, en “Gran Hermano” el paralítico se queda con la chica y al desgraciao insoportable que hace la vida imposible a sus compañeros le echan los espectadores con mensajes. Es el triunfo del bien.

Que luego uno no tengo valor para comportarse en la vida real como lo haría el bueno de la película o no se vea capaz de luchar por ser feliz como lo hace el vitalista paralítico de “Gran Hermano”…eso otro cantar. Pero el camino ya está mostrado, siempre ha estado ahí, y ni Hollywood ni el espectáculo más decadente puede escaparse a mostrárnoslo si quiere que compremos una entrada o que enchufemos ese canal.

Los de abajo ganan a los de arriba, el explotador recibe su merecido, el malo es ensartado por una espada, el paralítico conquista a una rubia ruso-almeriense…joer, no dejan de ponérnoslo delante de nuestras narices: otro mundo es posible, y es ese otro mundo posible el que, a diferencia de éste, está bien.

28 comentarios:

Red dijo...

Pienso seguir siendo fiel a esta bitácora... pero joder, sí lo pone usted difícil.

Javi dijo...

¡Me llena de orgullo y satisfacción, de verdad! :´-)

Anónimo dijo...

No sé nada del paralítico ni de la ruso almeriense y reconozco que no tengo intención de informarme pero aún así me ha gustado tu post :)

MarioJPC dijo...

A mi desencantarme más que cuando dijiste que eras narutard no puedes hacerlo. De todas formas tu post viene a ratificar mi opinión que la defensa de GH como realidad de al buena no sirve.
Ánimo y háztelo mirar...

Montse dijo...

¿Sabes qué? Que a lo mejor, en la vida real también triunfa lo bueno, porque quizá aquéllos y aquéllas que explotan y que no hacen lo "bueno" no conquistan nunca la felicidad, no sé, a lo mejor es que hoy me ha dado la vena optimista o me quiero autoconvencer de que sigue teniendo sentido la vida, no sé.

Me ha gustado tu post y tu análisis de GH, lo único que me decepciona un poco es que todavía sigas considerando que el triunfo es ligarse a la tía buena, ¿no es un poco machista esa visión del mundo? Si hubieras resaltado otra cualidad de la chica, pero resaltar la de siempre... No sé, esperaba otra visión del mundo, en tu caso, claro.

CHEGUEPEPE dijo...

Nunca creí que se le pudiese sacar una moraleja tan esperanzadora a un programa como GH.

Ver para creer...

¡¡Enhorabuena por tu capacidad!!

J.E. dijo...

¿Sabes que todo lo que sale en la tele es mentira, verdad?

Desde ese punto de vista que te guste o no Gran Hermano me parece tan relevante como si te gusta tal o cual película...

Dandaros dijo...

Si te sirve como consuelo ayer cuando fui a cenar encendí la tele y estaba puesto telecinco con gran hermano y fin, porque me quedé embobado hasta que terminó y me fui a la cama XD.

Rodaimos dijo...

Gran Hermano ya es como los Final Fantasy. No saben que sacar para seguir enganchando. Y lo del paralítico que se tumba a la tia buena solo quiere decir que han invertido más dinero en guionistas.

@MarioJPC , ¡no te metas con los narutard!

hugo dijo...

¡Buen truco!
"No va a quedar ni un lector", y así todos dejamos un comentario. Es un truco cojonudo.

De todas formas yo prefiero los clásicos: por eso estoy viciado con el FIFA'04

rafa hortaleza dijo...

y eso que no has confesado lo de "Hightlanders"....

Javi dijo...

@ Montse: tienes razón Montse, el rollo de que el triunfo en el caso de un tipo es zumbarse a la tía buena es un esquema super patriarcal. Ahí llevas toda la razón, ¡no tengo defensa posible!

@ J.E.: hombre tío, hay algunos espectáculos de ficción más decadentes que otros, siendo Gran Hermano de los más :-D

Pal' resto de la peña: sabed que no entraré a las provocaciones de los agitadores anti-Naruto, ¡conmigo habéis pinchado en hueso! XD

Javi dijo...

@ Dandaros: ¡pues sí, me sirve de consuelo!

@ Hugo: es un recurso rastrero pero efectivo, muahahaha

@ Rafa: hey, hey, ¡que mi afición por las portadas de las "novelas románticas escocesas" es puro interés antropológico! XD

MarioJPC dijo...

Tú ya sabes que yo ladro poco, pero profundo, je. De Naruto te reconozco una cosa, tiene más sentido que Bleach. ¡Pero hasta el final con ONe PIece!
(P.D. Con el catarro que tengo me he comenzado a viciar a las canciones de Esteso... un poco de caspa no es mala)

Anónimo dijo...

Pues si pues si, porque internet lo "tomo prestado" de quién puedo, que si no ya estaba pidiendo resarcimiento económico. Últimamente este blog parece el teleindiscreta ayayaya (pausa para limpiarme el monoculo y degustar este Chardonay)y la apología maniqueista sobre el bien y el mal no cuela :P Que soy más bien feucha y cuándo me zumbo a un buenorro no me pagan un pastizal cómo a ellos y tengo que volver a mi super jornada laboral de mediocre proletaria. Pero curiosas coincidencias de la vida, justo hoy hablábamos de cómo sería más justo si la prueba del BIR (si B de Biólogo)fuera tipo Gran Hermano, con televoto y esas cosas...
Me va usted a cantar 3 internacionales (una de las cuales en esperanto) y daremos por olvidada la historia.
Ego te absolvo... :P

Javi dijo...

Gracies, gracies XD

Rodaimos dijo...

En eso te doy la razón MarioJPC. Bleach caca. One Piece rules!

Anónimo dijo...

Javi, tronco, de super patriarcal nada. Será un esquema según el que lo importante es el buen ver físico de la peña, y poco importa el musculo rosa (el de arriba arriba)...(la cabeza, coño)...(pero la de pensar). Pero de patriarcal nada, que hasta la última vez que lo revisé existe una perfecta homología contraria (tia en silla de ruedas - tio de gimnasio). Si es que es el problema que tenemos, que estamos tan susceptibles que vemos fantasma donde silva el viento.

Un abrazo, camarada.

Javi dijo...

Ah, pues no es patriarcal entonces. Si yo soy un mandao, una mera máquina de escribir al servicio de los comentaristas. Como las estrellas de rock me debo a mi público: que decís que lo es, pues lo es, que decías que no lo es, pues no lo es XD

PD.: hay mil anónimos, poned aunque sea un nombrecillo al final, como hace Mitxel, pa' poder distinguiros.

dickstein13 es: dijo...

OHHHHHHH DIOS MÍO.

De momento a mi no me has perdido del todo.

ceronegativo dijo...

Suscribo el anónimo comentario 3 en su integridad

Esther L. Barceló dijo...

Supongo que lo de que todavía quedaba una chavala leyendo lo decías por Montse, porque yo casi me pierdo este post, debido a algo más terrorífico que tu cercanía a Gustavo Bueno con esta defensa de Gran Hermano, y es: la Mudanza.

No obstante, voy a defender tu entrada alegando que NO todo en la tele es mentira, no les hace falta tenerlo todo controlado porque, con guionistas tan malos, es inevitable que la realidad supere a la ficción. Y tengo un coche Fiat Grande Punto que demuestra que, al menos en Alta Tensión, las cosas pasan de Verdad de la Buena. :D :D

Y me parecería machista si el criterio con el que hubieras identificado al chico no hubiera sido el físico, pero lo ha sido... por lo que, si la paralítica hubiera sido ella y él, un rubiales cachas, seguro que tu entrada habría existido de todas formas. ¿A que no me equivoco? Y sobre todo lo digo por tu trampa mortal en la que nos has hecho caer a todos... 22 comentarios... qué tío.

Javi dijo...

Ahora que ya he gastado el truco de "fue bonito mientras duró", tendré que recurrir a otros como "¡Salvad a un gatito!" o "Estoy embarazada" XD

Anónimo dijo...

y ¿estoy embarazada de un gatito?
Fdo: Ainhoa, useasè Anónimo II de este post

Javi dijo...

Jajaja

Anónimo dijo...

25 años de la muerte de Paquirri y usted perdiendo el tiempo con Gran hermano.

Ya le vale.

mitxel

Javi dijo...

XD

Ironside dijo...

Creo que si me pasase a mí lo que a ese chico, y me quedase en silla de ruedas, lo único que me animaría a superarme y luchar, el único objetivo que tendría entre ceja y ceja, la única meta... sería fornicar con una rusa.

Lo cierto es que este año en la casa hay unas cuantas mujeres fornicables en plan sexo cerdote. Además de la susodicha rusa, hay una india gitana con unos ojazos como sartenes (que te se fríen los huevos), hay una rubia con pinta de pija que me pone dura la ídem; hay una oligofrénica que se pasea con su muñeca de plástico y sus tetas de silicona mientras divide a la humanidad en "bonitos" y "malosos"; hay una vasca con pinta de travelo que también tiene su aquél (no su aquélla). Y en la casa espía hay una cantabrona residente en Euskadi que está que te defecas.

A continuación, cómo ganar "Gran Hermano":

El primer día hay que ser muy amable con todos y aprenderse rápidamente los nombres y todos los datos que vayan soltando. Es necesaria una buena memoria, que no será muy útil para el futuro.

¡Mucha atención! En cuanto alguien hable de repartir las tareas de la casa, ofrécete para cocinar. Cuando estés solo frente a la cacerola, saca la chorra y mea sobre la sopa. Es muy importante que las cámaras capten bien tu imagen. Dirígete a alguna de ellas diciendo: "Si Mercedes mea en la ducha, yo lo hago en la cocina".

Ya tienes a media España en el bote (la que no ve "Gran Hermano" pero se interesa por cosas como que el Yoyas canee a su churri por no prepararle un colacao).

Ahora debemos comenzar a empozoñar las relaciones entre el resto de concursantes. Esto es muy difícil, pues casi siempre hay más de un cabrón que se adelanta. No obstante, lo intentaremos. Nos llevamos a la persona más tonta de la casa (o, por defecto, el primero que se ponga a tiro) y le diremos que Fulanito ha hablado mal de él. Usaremos algunos de los datos recopilados y almacenados en la memoria para darle más verosimilitud. Por ejemplo, el concursante ha dicho que viene de Villaconejos. "Pues sí, ha estado riéndose de ti y diciendo que vivías en un pueblo de catetos que se llamaba... (pensativo) ¿Mieres del Chumino? No, espera... bueno, no me acuerdo bien pero algo dijo del conejo de tu madre. Pero, por favor, no digas que te lo he contado porque no quiero malos rollos. Sólo que eres una de las personas con las que mejor me llevo y me duele que te falten al respeto."

Ya hemos encendido la mecha: ahora llega el modo contemplativo, que diría Fray Luis de Granada. Nos sentamos en el sofá a disfrutar del espectáculo. Después de la batalla, hay que ayudar a restañar heridas... pero sólo un poquito.

Nos acercamos a uno de los contendientes y le explicamos que tiene razón pero que tenemos que saber convivir. De vez en cuando le sugerimos la posibilidad de nominar a su rival pero, otra vez, de buen rollo, sin pactos ni cosas feas. No despreciéis nunca la capacidad del hombre para la credulidad: si al hacer un pacto dices que no es un pacto, se lo creerán.

Aplicando esta técnica iremos nominando a nuestros compañeros y librándonos de la quema.

Cuando ya sólo quedéis los tres finalistas, necesitas confesar la razón por la que estás en "Gran Hermano". Te acercas a la cámara y dices: "En realidad soy un infiltrado del Follonero pero... le he cogido mucho cariño a esta gente y al programa y, bueno, la mejor manera de hacerle la puñeta a la Sexta sería ayudándome a ganar. Sería una forma de arrebatarles un colaborador y conseguir un tertuliano. Además, yo también me dejo sodomizar por Jorge Javier, como Kiko."

Tal vez no funcione... pero la sopa se la habrán comido.