Una cuestión irresoluble

Durante los días 18 y 19 de Septiembre de 2009 el sociólogo noruego Jan Nilsson viajó al sur de España para llevar a cabo uno de sus más importantes experimentos. Tras disfrazarse de comunista (para lo cual se dotó una poblada barba y una camiseta de “Palestina libre”), trabó amistad en un evento lúdico con una importante muestra de afiliados y simpatizantes de la izquierda política para llevar a cabo su estudio, los cuales desconocían que estaban bajo observación.

Llegada la media noche, y contando Nilsson con que los sujetos estudiados contaban con una razonable cantidad de alcohol en sangre, les interrogó acerca de si (tal y como la generalidad de las personas podrían esperar de ellos) se habían leído a lo largo de sus vidas “El Capital” o si, por el contrario, se habían limitado a leer los resúmenes para tontacos de Marta Harnecker.

Los resultados fueron apabullantes: ninguno de los individuos que constituían la amplia muestra dio positivo en lo relativo a la lectura de la obra cumbre de Karl Marx, mas todos dominaban los abundantes documentos formativos de la escritora chilena. El 75% de los sujetos había comenzado la lectura de “El Capital” abandonándola alrededor de la página 80. El 25% restante, conocedor de lo sucedido al otro 75%, ni siquiera intentaron iniciarlo.

Quitándose la camiseta de “Palestina libre” y poniéndose una ropa más formal, se dirigió un poco más al norte para asistir a una conferencia organizada la Fundación de Investigaciones Marxistas, con el fin de realizar una prueba similar. Los escasos asistentes al acto afirmaban haberse leído la obra del renano, pero eran totalmente ignorantes en lo referente a los cuadernos de Marta Harnecker.

Con los datos recopilados y ya de vuelta a su Noruega natal, Jan Nilsson formuló la que sería conocida como la “Cuestión Irresoluble de Marx-Harnecker”, la cual se enuncia de la siguiente manera: “si la mayoría de la gente se ha leído a Harnecker en vez de a Marx, y los pocos que se han leído a Marx no se han leído a la Harnecker (no existiendo, por tanto, ningún sujeto conocedor de ambas obras)…¿cómo podemos afirmar que Harnecker no se ha inventado nada de lo que ha escrito?”.

Contrariado por el malestar producido por su propia pregunta, el sociólogo noruego Jan Nilsson decidió realizar un estudio comparado de ambos autores, para comprobar así la fiabilidad de los escritos de la chilena.

Abandonó su trabajo al tercer día de iniciarlo, al ser incapaz de pasar de la página 80 de “El Capital”.

18 comentarios:

ceronegativo dijo...

je ej e ejejejej, n sabía que te llamabas Jan Nilsson, otro nombre más a añadir a tu larga lista kaneda, javi, el hijo y ahora Jan

Rhasputyn dijo...

Umm, yo de Marta he leido algo, pero no sus cuadernos, aunque lo tengo en "pendientes".

En cambio, de El Capital me he leido el primer libro, y no he seguido más porque físicamente no tengo el libro...cuando los consiga (físicamente y tiempo pa dedicarles) continuaré con ello

rafa hortaleza dijo...

Alto ahí: que yo le leído el libro gordo de Marta Harneker (ese del socialismo del siglo XXI) y el resumen de El Capital que compré con Público y puedo decir que no recuerdo nada de ambos ;)

Fede dijo...

Fale yo tampoco me he leido "El Capital" y los "Conceptos elementales de materialismo histórico" lo he leido pero me pareció un poco de "la via plasta al socialismo".
¿Conoces "La Filosofía de El Capital" de Felipe Martinez Marzoa? Es un libro muy interesante donde hace una critica a los marxistas sin Marx.
Por cierto Jan Nilsson, a parte de sociólogo, también fue bajista de los Kiss en su gira por España.

Javi dijo...

La Harnecker aparte de las movidas de formación también tiene, como señala Rafa, sus señores libros. Yo por ejemplo pillé en la biblioteca uno que iba de la historia del PT de Brasil, desde sus orígenes a la llegada de Lula al poder, que estaba bastante interesante.

Ah, y Kike...¡si logras acabarlo, algo impedirá que leas a la chilena, es la Ley de Nilsson! XD

Fede, glorioso lo de la "vía plasta al socialismo", muy mentado tras los mítines de Córdoba junto con la "vía gris al socialismo" XD

Red dijo...

Ostras, si Harnecker se ha inventado sus resúmenes habrá un montón de gente que se cree marxista, pero es en realidad harneckerista.

Don Hijo Rojo, me temo que con esta entrada está usted contribuyendo a la proverbial desunión de la izquierda.

Por cierto, yo lo que me he leído es "Un resumen completo del Capital de Marx", de un tal Diego Guerrero, lo cual supongo que me convierte en guerrerista. Me pregunto si hay más guerreristas por ahí... Eso sí, he de decir que el libro es lo bastante aburrido como para creerlo fiel al original.

Catón dijo...

Con lo gracioso que es el manifiesto...como puede ser tan aburrido el capital xd.

J.E. dijo...

Gloriosa teoría.

PD: Y yo tampoco pude pasar de la pagina 80...

Anónimo dijo...

Es cierto que Jan Nilsson estuvo entrevistando a camaradas en Córdoba, le vi incluso hacer las mismas preguntas por vídeoconferencia a alguien muy admirado por él.

Javi dijo...

Menos mal que alguien da fe de la existencia real del sociólogo noruego Jan Nilsson. ¡Gracias Abuela de Viul!

A bloguear dijo...

El caso es que yo he visto un video del que creo que es ese noruego, diciendo algo de marta heineken. O algo así.

Anónimo dijo...

yo de joven leí a Marta.

Y ahora estoy suscrito a Capital.

Nó sé si vale para su experimento sociológico, que diría doña mercedes maldad.

mitxel

Javi dijo...

XD

Agitador de masas dijo...

¿son ciertos los rumores sobre marta y el trotskismo internacional?

Son aterradores...



Yo preguntaría cuanta de la gente que se considera Comunista ha leído "el manifiesto del partido comunista"

Javi dijo...

No me parecería nada grave que Harnecker tuviera simpatías por el trotskismo, pero creo que no es ese el caso sino el contrario, "uséase", que es crítica con las posiciones de Trotsky en el exilio (aunque igual pese a eso tiene relación con organizaciones herederas de la tradición trotskista, lo desconozco).

Anónimo dijo...

Lo cierto es que pocos hemos leído "El Capital" íntegramente. Y no me refiero a que todos seamos Millán Astray*. Y no lo digo porque odiara cualquier tipo de letra impresa**. A lo que iba: pocos hemos leído "El Capital" de cabo a rabo (que, aunque suena a película porno de ambiente militar, es en realidad una castiza expresión que quiere decir "de principio a final"). Para quien quiera disfrutar de un agradable momento con el Marx más delicioso, mi consejo es que se compre una de esas chocolatinas rellenas de caramelo, porque lo cierto es que la obra marxista es, en lenguaje técnico, un puto coñazo.


Añadiré algo más; si muchos de los que presumen de marxistas hubieran llegado al tomo III, habrían descubierto con estupor (palabra cuyo significado desconozco pero que queda muy culto emplear) que D. Carlos recomienda comprar acciones de Telefónica. Tamaña desvergüenza cae como un baldón sobre el honor de todos los rojos que sabemos que únicamente se puede confiar en Vodafone.

En resumen, si quieres saber en qué consiste el comunismo, lee a Peyo (no confundir con Peio, ex ciclista metido a periodista y famoso por presumir de cualquier ausencia de patriotismo en sus comentarios).

*Conocido fascista fundador (como el coñac) de la Legión y que no era una persona íntegra: primero, porque era un auténtico crápula, y segundo y más importante: porque era más asimétrico que la España de las Autonomías. Le faltaba un ojo, un brazo... un cerebro.
**Millán-Astray gritó "¡Muera la inteligencia!" en presencia de otro ilustre manco, D. Miguel de Unamano. La inteligencia, obediente, murió.

Agitador de masas dijo...

yo recomiendo leer "trabajo asalariado y capital, Salario, precio y ganancia" que me lo vendía en un libro muy simpático a 4€, básicamente es el capital para obreros jejejeje

Solo tiene 100 paginas de nada.

rafa hortaleza dijo...

yo recomiendo leer "El derecho a la pereza" del perezoso yerno de Carlos Marxs don Paul Lafargue.

"El derecho a la pereza de leer clasicos marxistas para marxistas" añadiría yo...