Volviendo sobre las FARC

Hace ya unos cuantos meses que me posicioné en este blog a propósito del conflicto colombiano y el papel de las FARC. Hice entonces mías unas reflexiones del activista de la izquierda colombiana Héctor Mondragón, antiguo militante de la Unión Patriótica (partido político colombiano al que asesinaron a 3.000 de sus militantes) y objetivo permanente en el punto de mira de los paramilitares (vive amenazado de muerte, teniendo que pernoctar cada noche en un lugar distinto para evitar ser localizado y sin apenas contacto con su familia).

En términos similares a los que entonces usó Héctor Mondragón, se pronunció recientemente el Presidente de Bolivia Evo Morales en unas consideraciones que comparto totalmente, diciendo que el mayor grupo guerrillero de Colombia se había convertido en el mejor instrumento de Estados Unidos para justificar un despliegue militar en la región, haciendo un llamamiento al grupo colombiano a dejar las armas y buscar cambios políticos por vía de las movilizaciones.

Las FARC, nacidas como una autodefensa del campesinado colombiano que estaba siendo aniquilado físicamente por los terratenientes y el Estado, llevan mucho tiempo intentando caminar por una senda agotada, siendo más un estorbo que una ayuda en la difícil tarea de sacar a la extrema-derecha del gobierno colombiano. Urge un cambio de estrategia por parte de las FARC.

[Entrada relacionada: "Las FARC y la realidad" de Quien Mucho Abarca]

11 comentarios:

L3óN dijo...

Eso esta muy bien, pero y si se bajaran del monte....
Uribe les dejaria crear un partido, que se llamará por ejemplo Unión Patriótica, y todo solucionado no?

Comparto que el imperio los utiliza como excusa, pero que los árboles no nos impidan ver el bosque, que pasaría si volvieran a renunciar a las armas?

En mi humilde opinión, los guerrilleros de las FARC, no mantienen un conflicto larguisimo, viviendo como ratas en la selva porque sea ni un capricho, ni por que sea a priori una estrategia correcta, sino porque no les quedan muchas más opciones para seguir con vida...

Javi dijo...

Sobre si Uribe les pondría alguna facilidad para llevar la lucha por una vía pacífica: no, estoy convencido de que no, te doy toda la razón en eso. Y es que a Uribe le son rentables las cosas tal y como están.

Creo que deberían abandonar las armas no para ser bendecidos por alguien como Uribe que tiene las manos más manchadas de sangre que nadie, sino porque no van a ganar ese conflicto por la vía de la guerrilla.

Y yo sí creo que mantienen su lucha armada porque piensan que es una estrategia correcta. Para meramente sobrevivir podrían estar en la clandestinidad, exiliarse...creo que eligieron esa vía porque la consideraron la más efectiva para tomar el poder. Y parece que hoy es un camino agotado: por ahí no se va a vencer.

En nuestro país y en tiempo no tan lejanos, el PCE apoyó la lucha guerrillera tras la guerra civil, y con bastante inteligencia decidieron abandonar las armas cuando vieron que por ahí no iban a lograr sus objetivos (otra cosa es si se retiraron de esa lucha de una forma correcta o si por contra abandonaron chungamente a los maquis en el monte, que eso es materia de otro debate). Y no es que al abandonar las armas esperaran que Franco dejaría de perseguirlos.

Recibe un cordial saludo!

Red dijo...

Estoy de acuerdo con ambos. Las FARC no van por buen camino pero (como dice León) no pueden ir por otro, de momento. Y no van por buen camino no sólo por ser una excusa para la inquietante presencia del ejército de los Estados Unidos en la zona, sino por los efectos que el conflicto armado tiene en la población colombiana. No voy a entrar en quién hace qué en esa guerra que dura demasiado: las FARC son, sin duda, uno de los actores principales en el conflicto, de ninguna manera se puede exculpar totalmente a la guerrilla de los efectos adversos.

Ojo, no digo que la guerrilla no haya tenido justificación, o que no haya sido necesaria en algún momento. Tampoco que la lucha armada no pueda ser, en ciertas circunstancias, un camino a seguir. Pero la lucha armada enquistada se convierte en una guerra constante que no lleva a ninguna parte, y al margen de las causas que unos u otros puedan tener, la guerra es una putada de primera magnitud.

Por otro lado es cierto que, si las FARC dejan las armas ahora, ¿qué pueden esperar? No soy Nostradamus, pero juzgando por los antecedentes, nada bueno. No se fían y hacen bien en no fiarse. La solución no creo que sea sencilla. Desde luego, para empezar, deberían tener un interlocutor en el gobierno del que se puedan fiar mínimamente, y ese interlocutor no es Uribe.

Red dijo...

Eh, eh, que iba yo prime (bueno, segun).

Javi dijo...

Estoy de acuerdo con tigo, tío. Y vaya, con León en general también: el conflicto colombiano es un rollo muy chungo y complicado que no se soluciona con puro voluntarismo, tirando las armas a una cuneta. El camino hacia el desarme por parte de las FARC es muy jodido...pero vaya, creo que es hacia donde habría que ir.

Pedro Mellado dijo...

Contextualizando la lucha de las FARC, no tiene sentido mantener el pulso militar cuando se está viviendo el proceso que se vive en Latinoamérica.

Es un contexto que ha cambiado (para bien) rápidamente y al que deben adaptarse. Igual que antes el contexto casi imponía la vía militar como única solución.

¿Que Uribe no se lo pondrá fácil? para nada, pero ¿Acaso se lo puso fácil la burguesía criolla a Chávez? ¿O a Evo o Correa?, ¿Acaso lo tuvo fácil Daniel Ortega o el FMLN?

Quizás dejando las armas pudiera iniciarse un proceso bolivariano en Colombia.

L3óN dijo...

No es comparable la situación de otros paises de latinoamerica con Colombia, la prueba de ello, es lo que hicieron con UP, y que no han hecho con las fuerzas populares de
Venezuela, Ecuador, etc.

Mientras sigan en Colombia asesinando a sindicalistas
comunistas e izquierdistas a porrillo y a este ritmo, no es viable una revolución "cíviva-democratica" a estilo venezolano.
Mas que nada porque aniquilarian de nuevo a la militancia del nuevo partido, como hicieron con UP, y como no ha hecho la burguesia en otros paises de Latinoamrica.

Quizá en un primer momento, las Farc pensaron llegar al poder a traves de las armas (hace 20 o 30 años o 40 años), pero sinceramente dudo que crean que enla actual situación pueden poder tumbar al gobierno militarmente.

Totalmente de acuerdo con RED.

Muchos abrazos para todos!

Anónimo dijo...

Colombia lo tiene muy complicado, va a ser cuestión de genraciones.

Si uno se pone a mirar, podrímos decir -por expresarlo de alguna forma- que no hay segmento social que coincida con el del sentido común.

Quizás por eso Hugo y Evo lo intentan desde fuera.

Las FARC, es cierto, deben comprender que cuando las cosas se acaban, o se las finiquita o degeneran (y no miro a nadie).

Pero hay más que las FARC, más grupos guerrilleros, más grupos armados, militares, paramilitares, hacendados que recurren a estos últimos con diversos fines, capos de las drogas... y, sobre todo, una cultura que mira a la violencia como parte del paisaje, como catástrofe natural. Es decir, el paraíso de los intereses USA.

Es la patria del Pablo Escobar, héroe y villano, el de las matanzas indiscriminadas y la obra social.

Esquizofrenia pura.

Estoy de acurrdo con Javi. Las FARC deben de asumir su parte alicuota en la solución a los problemas de aquel país.

Hoy, además, no están solas.

mitxel

Catón dijo...

En mi opinión el problema esencial es el de juzgar los fines y no los medios.

Lo importante es alcanzar el objetivo de una supuesta victoria "bolivariana" en Colombia y lo unico que motiva al rechazo de las FARC o a la peticion de que abandone su camino es que precisamente no es util para el fin, no que sea incorrecto el camino.

Con esto se tiene una concepción totalmente imperialista del conflicto, ajena a valores, supeditada a intereses de agrupación. "Los nuestros".

Las Farc lejos de ser un instrumento del imperio son un desesperado intento de triunfar en un pais terriblemente conservador, la victoria de Uribe sobre las farc no permitiría repunte alguno de la ultra izquierda sino que apuntalaria las posiciones del partido del gobierno. En la región eso se intuye claramente y creo que tanto Venezuela como Ecuador hacen lo posible porque Colombia no solucione plenamente sus problemas internos y pueda oponerse con todas sus energias a los problemas externos.

Javi dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, peña.

¡A tí no te lo agradezco, gran Catón, provocador! XD

Catón dijo...

jajaja que grande