Defender a Cuba: entre el hartazgo y el deber

Dejé en su día pendiente volver sobre el tema de Cuba para dar mi visión personal, a cuenta del 50 aniversario de la Revolución.

Quienes nos movemos por abajo y a la izquierda creo que generalizadamente compartimos un estado de ánimo ambivalente al abordar el tema cubano: por un lado el hartazgo de defender lo que ya hemos defendido muchas veces, y por otro lado la convicción de que salir en apoyo de Cuba es un deber ético para quienes estamos en estas posiciones.

Se ha escrito mucho y muy bien sobre los logros de la Revolución cubana, que aún brillan más cuando además de valorarlos autónomamente se compara con los países de su entorno. Y cuando digo “su entorno” me refiero a Australia, Burundi, España, EEUU, Japón, Emiratos Árabes, Reino Unido…porque el mundo es demasiado pequeño, y ya todos estamos en el entorno de todos.

Cuba es el único país de su entorno (esto es, del planeta) que combina el tener índice de desarrollo humano alto y poder ser extensible su modelo productivo al resto de su entorno (esto es, al resto del planeta) necesitando para ello sólo una Tierra.

España tiene también, como Cuba, un índice de desarrollo humano alto, pero si nuestro “spanish way of life” fuera el estilo de vida que se daría desde Burundi hasta Ecuador, necesitaríamos tres planetas Tierra para que fuera viable.

Si el modelo de Estados Unidos o de los Emiratos Árabes se extendiera al resto del planeta, necesitaríamos de seis planetas Tierras.

Y la cosa es que sólo tenemos una Tierra.

Creo que cualquier persona debería acercarse, con respeto y lo más libre de prejuicios que fuera posible, a un sistema que parece ser que es el único que toda la humanidad podría adoptar para que todos tengamos un buen nivel de esperanza de vida al nacer, un buen nivel educativo y un buen nivel de renta per cápita.

Después de reflexionar sobre ello creo que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, hasta el más antisocialista, debería admitir que ahí, en esa pequeña isla del Caribe, hay algo muy rescatable.

Seguramente ni en mil debates lograríamos convencer a un reaccionario de que excluir a las mayorías del control de los medios de producción es un crimen contra la humanidad…pero tal vez sea posible convencerle de que o caminamos en ese sentido, o es posible que más pronto que tarde no haya humanidad.

Algunos textos relacionados:

"¿Quién cabe en el mundo?", de Carlos Fernández Liria
"Cuba: 50 años de Revolución", de Ceronegativo
"La Cuba de los datos y la Cuba que yo vi", de Pedro Mellado
"Con motivo del 50 aniversario del triunfo...", del PCE
"IU reivindica el fin del bloqueo", de Izquierda Unida

18 comentarios:

Jorge dijo...

Pero, ¿crees que el modelo político de Cuba es el mejor modo de "incluir a las mayorías en el control de los medios de producción"?

Yo no conozco mucho el tema, ¿pero realmente los cubanos y las cubanas tienen en sus manos el control de la economía?

¿O, por el contrario, ese poder está en manos de una burocracia que dice servir fielmente (y en parte puede hacerlo, pero como lo haría un "despota ilustrado") los intereses de los cubanos y las cubanas?

O algo intermedio, por supuesto...

Kaneda dijo...

@ Jorge: creo que ellos tienen el control de los medios producción en la misma medida en que nosotros tenemos el control de la Sanidad y la Educación cuando son públicas: aunque no tenemos el dominio y mando, tenemos su "radical aprovechamiento" (si se me permite el término).

En mi opinión el modeo cubano estaría a unos pocos pasos de pasar de esa situación de "disfrute radical" a una situación que se acercase más a la "radicalidad democrática", a ese control absoluto entregado a las manos del pueblo.

Para lograr algo similar en occidente necesitaríamos...no sé lo que necesitaríamos, no soy capaz de imaginármelo.

No creo que la realidad cubana actual sea la utopía hacia la que caminar, sino que creo que es un camino hacia esa utopía...y es un camino plagado de contradicciones muy chungas, como creo que difícilmente podría ser de otra manera.

El tema para mi es ¿qué capacidad de superar esas contradicciones tiene el modelo cubano? Creo que bastante, muchas más de la capacidad que tenía por ejemplo la URSS. Creo que el cubano es un modelo con un potencial participativo muy grande, y que la siguiente "revolución dentro de la revolución" se dará en ese sentido (o eso espero).

Recibe un cordial saludo.

Anónimo dijo...

No entiendo por qué ahora todos estáis hastiados de defender a Cuba... Yo sigo estando orgulloso de su revolución y la sigo reivindicando y me sigue pareciendo absolutamente placentero defender su revolución y comparar su sistema con el capitalista.

Kaneda dijo...

A mi "placer" no me produce. "Orgullo" sí.

Placer sería ver que la gente es receptiva a nuestras posturas.

Las cosas de las que me siento orgulloso no tienen porqué ploducirme placer: a veces cuando llevo unas cuantas horas estudiando me siento orgulloso de tener la fuerza de voluntar de seguir ahí sin levantarme del sitio, pero placer por estar haciendo esa actividad no tengo.

Pegar carteles cuando hace frío o repartir trípticos a los transeuntes no me place, pero me enorgullece.

Ni todo lo que me enorgullece me place, ni todo lo que me place me enrogullece.

Catón dijo...

Creo que abusas de palabras muy serias, crimenes contra la humanidad, genocidio etc...

Palabras gruesas que además ni siquiera demuestras, pero es que ni haces el amago de explicar, simplemente las das por sentadas.

El control de los medios de producción es el caballo de Troya del socialismo (si bien bastante desfasado y derrotado ya y los medio modernos se han pasado al tema de los "derechos").

Cuba en el fondo como todos los países modernos es una oligarquía (porque una sociedad tan compleja como la moderna no puede ser otra cosa) la diferencia esencial estriba en lo nominal. En Cuba nominalmente los medios de producción son del pueblo, como en la URSS de Stalin nominalmente se respetaban las minorias.

El aspecto principal de cualquier regimen político es la seguridad jurídica (la que garantiza que realmente tienes los derechos que se te otorgan nominalmente).

En todos los sistemas hay muchos derechos solo nominales (en España por ejemplo es un derecho la vivienda y el trabajo, pero ningún juzgado podrá darnos una de estas cosas) el problema más terrible es cuando no solo son nominales esos derechos abstractos, sino otros más cotidianos que afectan a tu libertad personal e inmediata.

Cuba es un sistema tiránico(lo cual en si mismo no es malo ni bueno) y autoritario. Por desgracia para los cubanos su seguridad jurídica es inferior a la de otros muchos países del mundo.

Existe mucha polémica entorno a Cuba y su tipo de dictadura, la exageración lleva a muchos a presentar a Cuba como un regimen poco menos que totalitario y sangriento, no lo es, es un sistema autoritario y represivo pero en unos límites razonables, como muchas dictaduras y algunas democracias.

Pero desde luego en el otro extremo están quienes presentan Cuba como un modelo, siquiera hacia algo, evidentemente el experimento cubano ha fracasado, no ha logrado en 40 años crear una economía sólida que garantice el bienestar de la población, no ha sabido crear una seguridad jurídica que garantice la libertad dentro del orden legal y no ha sabido alcanzar sus objetivos políticos últimos como nación socialista de socializar la propiedad, sobre todo esto último. Ha creado una nueva oligarquía, que gestiona por todos los recursos y dispone de ellos según su entendimiento por no decir algo peor.

En cuanto al tema del desarrollo sostenible es una mezcla típica del nacionalismo y la necesidad: la autarquía. El experimento ya lo vivió España y conocemos por propia experiencia lo que significa.

ferr dijo...

Pues yo echo de menos un poco de autocrítica, sin que ello signifique dar carnaza a los crápulas.
Vamos, que casi todos hemos estado en Cuba y hemos visto arbitrariedades que no soportaríamos en casa.

Kaneda dijo...

@ Catón: que lo que señalo es un "crímen contra la humanidad" lo demuestra esas escalofriantes cifras que niños personas que bajo el capitalismo mueren de hambre y que viven bajo el umbral de la pobreza. Cosa que en Cuba, con todas sus limitaciones, no sucede.

Sobre que su necesidad se debe a la autarquía: lejos de eso, la necesidad de bastarse de sus propios recursos sin posibilidad de comerciar justamente es lo que les produce las mayores insostenibilidades (por ejemplo por tener que producir de forma muy poco sostenible algo que prodían comprar a un país donde se produjera con "ventaja comparativa",pero que por el bloqueo no pueden). Mathis Wackernagel, el que dirigió el tema del índice de desarrollo humano y sostenibiidad, lo señalaba en las entrevistas como el punto que más en contra jugaba de Cuba, y aún así cómo permanecía como la mejor situada.

Kaneda dijo...

[Joer, qué mal redacto cuando voy acelerado: "que niños personas que bajo el capitalismo..." XD]

@ ferr: tienes razón, es necesario ese ejercico de crítica...pero es difícil, como tú señalas, hacerla sin "dar carnaza" a la reacción. Ser justos en esta vida es muy difícil, aunque siempre hay que intentarlo.

Rhasputyn dijo...

Buena entrada.

Pero este año es el aniversario de la revolución cubana, asique si ya estás cansado en Febrero de defender a Cuba y su sistema, pa diciembre no vas a querer saber nada más de Cuba XDDDD

Por ahora ya ha empezado duro el año en Las Cortes y en debatalia XDD

jajaja

salud!

Catón dijo...

Eso que dices amigo Kaneda es pura y dura demagogia.

Los pobres y los muertos de hambre han existido siempre bajo cualquier sistema político y seguirán existiendo siempre (en mi muy humilde opinión) al menos mientras nuestra generación siga respirando.

No es un crimen contra la humanidad del capitalismo en todo caso y utilizando el calificativo cogiendolo de los pelos, sería un crimen contra la humanidad de la propia humanidad.

Países de toda clase y condición y en toda época han padecido esta terrible plaga desde Corea del Norte hasta los USA y sin dejar de pasar por Cuba.

Cuba genera cierta polaridad y es un tema más ideologico que real, es casi una fantasía. Pero el bloqueo de Cuba es algo que la isla durante la mayor parte de sus 40 años de dictadura sorteo con algo más que soltura gracias a la ayuda política desde la URSS con unos precios del azucar escandalosos. No supo modernizar su industria, ni diversificarla y cuando la URSS cayó (en parte debido a los dispendios económicos) Cuba se quedó en malas condiciones en materia de competitividad.

El bloqueo de Cuba no es el bloqueo de Palestina, el que quiera puede ir allí y comprar o vender, de echo sigue recibiendo ayudas políticas en este caso de Venezuela. El bloqueo es más que nada una cuestión bilateral, es decir a Cuba no la rodea un muro de hormigón que impida su comercio, simplemente el gobierno norteamericano prohibe el comercio con la isla. Por ello lo del bloqueo es una excusa para una muy mala gestión económica en estos 40 años, para justificar lo que se desaprovechó de la ayuda sovietica y para disimular la ausencia de sectores prósperos en la economía cubana.

El modelo cubano no es un proyecto de desarrollo, sino que es una necesidad por su mala gestión. Una necesidad muy intimamente ligada con el sentimiento de autarquía tan querido entre los dirigentes cubanos tanto por necesidad, como por ideologia. Nosotros ya sabemos lo que es eso, y España a diferencia de Cuba si que sufrió un verdadero bloqueo internacional con las escasas y honrosas excepciones de Portugal y Argentina.

Pedro Mellado dijo...

"pura y dura demagogia"

y como le llamas tú a obviar que hoy por hoy cuba es posiblemente el unico pais donde NADIE pasa hambre? Porque aqui o en US
A hay gente durmiendo en la calle y en Cuba no? En cuanto a lo del bloqueo, consiste en una actitud matona de USA, es tan fácil como "quien comercie con Cuba se las verá conmigo". Con lo que tan solo los paises que ejercen su soberanía con dignidad, como Venezuela, deciden comerciar con quien consideren, entre ellos Cuba.

Dándaros dijo...

"Quienes nos movemos por abajo y a la izquierda creo que generalizadamente compartimos un estado de ánimo ambivalente al abordar el tema cubano: por un lado el hartazgo de defender lo que ya hemos defendido muchas veces, y por otro lado la convicción de que salir en apoyo de Cuba es un deber ético para quienes estamos en estas posiciones."

Suscribo totalmente eso que has dicho. Sólo hoy he tenido que defender a Cuba 4 o 5 veces. En mi caso digo más, a mi me molesta un poco, porque por defenderla para que no hagan un ataque desproporcionado siento que pierdo el sentido crítico respecto a la isla, porque no quiero herir a la isla para que los chacales la deboren, pero lo que sucede ahí no lo quiero aquí en su totalidad.

Catón dijo...

Decir que nadie pasa hambre en Cuba es desconocer la realidad cubana. En Cuba no sobra la comida en casi ninguna casa.

El bloqueo como he dicho antes es una cuestion bilateral y paises de la UE comercian con Cuba entre ellos España que tiene alli numerosos intereses empresariales.

El bloqueo no asfixia a la isla, la isla se asfixia pq carece de ninguna capacidad productiva rentable.

Anónimo dijo...

Salud amigos, desde la mayor de las Antillas del Caribe. Leyendo el post y los comentarios, sentía la mezcla rara que es de esperar cuando hablan de tu país "defendiéndolo" con argumentos que sabes incorrectos y definiciones como la de @Catón, que sabes duras, pero mucho más cercanas a la verdad que percibo día a día en las calles de la Habana.
El deber ético que esgrimen para defender a Cuba hasta lo entiendo, porque yo, como socialista que aún me considero, si fuera de algún otro país y supiera de los puntos sobre las íes que se mueven aquí, quizá también tuviera posturas parecidas a las de Uds, aunque nunca pegadas al fanatismo, y ojalá esta enfermedad contagiosa no haya incubado por esta nube digital.
Pero los términos de dictadura, restricción de los derechos civiles que esta conlleva y un poco más son ciertos. La crisis rodea cada campo de la economía, y aquello de que en Cuba no se pasa hambre no es acertado. El tema bloqueo es repetido hasta la saciedad, y todos estamos locos porque lo quiten, para ver que hacen luego, que excusa buscan para tanto atraso, que cuesta muchísimo ocultar. En una sociedad donde los dirigentes no responden por sus decisiones, por qué ha hecho y qué han dejado de hacer, ni siquiera por sus errores, porque la prensa oficialista no publica, estos “jefes” se creen con derecho a todo, y de hecho lo tienen, estilo Luis XVI, “el estado soy yo”.
Los resultados que exhibe Cuba son a fuerza de igualitarismo, el cual ahoga la iniciativa gigante que hay en mi isla, y muchos jóvenes emigran en masa hasta el punto que cerca de la cuarta parte de los que estudiaron conmigo en el colegio viven en el extranjero, al menos “provisionalmente”.
Esto de tener utopías está muy bien, pero hay que limpiarse los espejuelos, y no suspirar por los parques jurásicos, porque puede darse y tocarte ser espécimen de zoológico.

abstruso

Óscar dijo...

¿Y te dejan usar internet para escribir toda esa mierda?

Apufff... sí que está mal Cuba.

Kaneda dijo...

@ Óscar: los supuestos cubanos que firman en este blog es como las supuestas mujeres en los chats de internet...tienden a no ser reales XD

Gherrilheira dijo...

Si lo sabré yo

Firmado: Manolo, el camionero cubano

Anónimo dijo...

Ya veo que uds. son de los tantos que no quisiera que los cubanos de a pie dijeran lo que piensan... y no entienden como es posible que tengan Internet...
bue', los dejo en mano de Vuestra Señora de la Ignorancia, buenos días y buen provecho...

abstruso