¿Por qué conviene ser idiota a la hora de explicar el paro?

Me ha dicho por la mañana un coleguita que echa de menos que en este blog se hable más de economía. Procedo a satisfacer su demanda intentando arrojar luz sobre un tema que está muy de actualidad: el paro [ruido de abucheos: "¡uhhhh, fueraaaa, qué truñazo Javi, habla de otra cosaaa, qué aburrimiento, uhhhh, fueraaa, me piro a ver la tele!"]

¡Quietos, quietos, que no es lo que parece, en serio!

Como pretendo ser breve y conciso para librarme de los abucheos, pero carezco de los conocimientos suficientes para ser breve y conciso, me remitiré a la respuesta que en "Dejar de pensar"* ofrecen sus autores a la pregunta que da título a esta entrada: "¿Por qué conviene ser idiota a la hora de explicar el paro?". Su respuesta, en cuatro líneas:

"Porque, si no fuésemos un poco idiotas, no tendríamos más remedio que descubrir hasta qué punto es absurdo o incongruente afirmar que “falta trabajo”. ¿Cómo podría “faltar trabajo”? Lo único que puede faltar al hombre es riqueza, y, si éste fuese el caso, lo único que “haría falta” sería trabajar más. Y si lo que ocurre es lo contrario, si lo que ocurre es que sobra riqueza, ¿a fin de qué seguir trabajando?"

Sublime. Ante esto sólo me queda exclamar: ¡cuán retorcido es el capitalismo, muchachada!

*Puedes descarte el libro pinchando aquí

[Entradas relacionadas en El Hijo Rojo: "Ética" y "Sobre moderados (comunistas) y extremistas (capitalistas)"]

20 comentarios:

Soria dijo...

No es que falte trabajo, es que somos muy señores para desapegarnos de nuestro trabajo anterior y buscarnos las habichuelas.

'Los Lunes al Sol', tan aplaudida por los de siempre, es paradigmática. Mucho mejor tirarse en la tasca lamentándose de lo mal que está el mundo y de lo malos que son el resto de las personas que nos rodean y poco reciclaje, poca innovación y poco espíritu de sacrificio.

Trabajo nunca ha faltado ni faltará. Lo que falta en este país son ganas.

Javi dijo...

¿Quieres decir que las crisis periódicas del capitalismo (esas cosas que causan paro, amén de unas cuantas desgracias más), lejos de responder a un ciclo económico inherente al sistema, responden a "que somos muy señores"?

Joer Elias, estás más enfermo de lo que pensaba XD

Red dijo...

¡Qué grande! Acabas de regalar a los autores de "Dejar de pensar" un lector nuevecito.

Sólo es un pedacito de sentido común, pero muy bien dicho. ¡Ah! ¡Paradojas del capitalismo!

Y del lenguaje: no sólo decimos que "falta" trabajo, sino, por ejemplo, que quien me contrata me "da" trabajo. ¿Ein? Si soy yo el que trabaja, seré yo quien le doy el trabajo a quien me ha contratado (a cambio de dinero).

Esto también me recuerda lo bien que les viene a los capitalistas que haya paro. Si uno se queja de cómo estamos los trabajadores... pues resulta que, como hay paro, ¡no podemos quejarnos porque los trabajadores estamos peor! Pues yo digo: ¡y una enorme y maloliente mierda! "Da gracias por tener trabajo", me dicen. ¡Y una enorme y maloliente mierda! Como mucho, me alegro de tener un sueldo, pero lo que es el trabajo, si tanto les gusta a los capitalistas, ¡que se lo queden!

Esto también me recuerda los intentos de cambiar las leyes laborales para (dicen) combatir el paro. ¡Ahora resulta que han sido las leyes laborales las que han causado la crisis! Nada que ver con el sistema productivo, claro... Hay que ver, qué engañados estábamos. Pues nada, ¡otra enorme y maloliente mierda! Señores capitalistas, pueden ir coleccionándolas.

Tienes razón. Cuán retorcido es el capitalismo. La última: un país capitalista, para que su economía funcione medianamente bien, debe tener un crecimiento positivo. ¡Hay que producir más! ¡Siempre! Y sólo tenemos un planeta con recursos limitados... o sea que es cuestión de tiempo: o se va el capitalismo a tomar por saco o... nos vamos todos. ¡Eso sí que son contradicciones del sistema!

Y es todo tan obvio... pero claro, decir obviedades es muy radical, por lo visto.

Suko dijo...

Como puede ser que terminando la primera década del siglo XXI siga la gente creyendo en el Comunismo? Un sistema que ha dejado más de 100 millones de muertos inocentes debió de quedarse entre los trastos viejos.

Javi dijo...

@ suko: no se de dónde sale tanto muerto (¿fuente?), pero intuyo que más que del comunismo te refieres a muertos de Stalin, Mao y compañía. Aún así, aceptando que el comunismo tenga en sus espaldas nada menos que 100 millones de muertos, todavía son pocos comparándolos con los 35 millones de muertos que el capitalismo crea al año sólo de hambre, según datos de la ONU y de su organismo especializado, la Fundación para la Agricultura y la Alimentación (si a eso le sumamos guerras imperialistas varias, sin duda el sistema realmente existente arrasa).

@ Red: muy cierto. El libro está chulo, lo han reditado hace poco y lo han digitalizado. Es cortito y muy irónico, tiene bastante gloriosidades. Recibe un cordial saludo.

MarioJPC dijo...

Se te ha aparecido alguna musa del ensayo por lo que parece, je. Ya me bajaré el libro.
Oye, la gente te sugiere cosas y les haces caso, y aun estoy esperando alguna cosa treckie..
pero tu a tu ritmo, ver a mi villano de Spidey favorito hace poco ya me vale.
Mira te por donde puedas la entrevista de Cayo lara en TVE de ahce poco creo, que va en linea a todo esto.
Y a Suko... La gnete tiene creencias e ideologias porque estas son como dijo Torrente sobre la droga (comparacion chorra ya lo sé, ahroa lo explico); las ides no muerde ni matan, son las practicas y los hechos buenos y malos de las personas los que inciden sobre al vida de los demas. Que esas ideas amparen crimenes no invalida esas ideas, si no la moral de los responsables. Y si soy relativista, pero una piedra en el suelo no duel, solo duel sei te golpeas con ella o te golpean con ella.

Rhasputyn dijo...

Tampoco conocía el libro...tiene buena pinta, lo guardo en Marcadores pa cuando tenga un ratito

Soria dijo...

Javi, ahora hasta te pones fotos en plan ficha policial. ¡Así te desvías de la senda correcta!

Podemos hablar largo y tendido de economía y de las crisis 'cíclicas' del capitalismo, pero ahora estamos hablando de esa pequeña pero importante pieza que es el mercado laboral.

Y trabajo no falta, basta con acudir al INEM y solicitar la lista de empleos de difícil cobertura; la cuestión es que nadie los quiere, ¡no te jode, qué somos muy cómodos!

Probablemente gente universitaria, con un título y unas aspiraciones bastante más elevadas que un barrendero, un camarero o una cajera -con todos los respetos del mundo, no son trabajos precisamente agradecidos ni exitosos- pueda permitirse tener un aire de orgullo y negarse a ser enterrador, pastor o cualquier trabajo de estos curiosos pero alguien que acaba de ser despedido, en vez de quedarse en el sofá creciéndole la barba a lo Homer Simpson, ¿por qué no se recicla? ¿Por qué no acude a algún trabajo de estos simplemente para sacar a su familia adelante?

Somos muy señores y queremos que nos lo den todo hecho, y en España, elevado a la potencia quince mil.

Javi dijo...

Si viniera un extraterrestre y te leyera pensaría que hay una movida que es el "mercado laboral" que tiene sus propias crisis ajenas al sistema prodcutivo, y que esas crisis del "mercado laboral" se producen porque somos muy señoritingos.

Me planteo que ya es casualidad que haya mucho señoritingo (mucho parado) cuando la economía está en crisis, y menos señoritingos (menos parados) cuando la economía va viento en popa. Si no es casualidad, ¡qué mala leche tienen los currelas, que se ponen más señoritos justo justo justo cuando el sistema productivo se pone en crisis!

Elias, con tal de no señalar a los culpables de la jodienda, llegas incluso a acusar al currante (que si tiene culpa de algo no es de ser muy remilgado, que no lo es, sino de no ir a la Carrera de San Jerónimo a pedir responsabilidades a sus representantes con palos con clavo en la mano) XD

Soria dijo...

No, no son crisis ajenas; pero son crisis con soluciones distintas. Las soluciones a aplicar en el mercado financiero no son las mismas que en el mercado laboral ni la mentalidad es la misma.

El currela tiene mucha culpa: es improductivo, no tiene mentalidad de movilidad y aspira a que se lo den todo hecho. El empresario tiene tanta o más culpa: es igualmente improductivo, su mentalidad se reduce a despedir cuando las cosas van mal -lo que no es necesariamente malo, la empresa debe poder reajustar su plantilla- y no ofrece ninguna motivación al trabajador en cuadros bajos y medios; que sustentan el peso productivo de la empresa.

La culpa es generalizada en este país; es culpa tuya, mía, de mi vecino y del tendero de la esquina. Somos un fracaso y unos señorones. Mejor sentémonos a tomar el Sol y despotriquemos contra el sistema.

Rhasputyn dijo...

Osea, que tu salida para la crisis es que los parados se precaricen más...¿no?

Un trabajador de un astillero, por poner un ejemplo, altamente cualificado, con su alto conocimiento en la materia, debe ponerse a fregar suelos.

Un profesor de universidad que sepa mucho sobre Hume, deberá, si es despedido, y en pro de esa libertad que tanto defendía Hume, ponerse a recoger mierda...

Y por supuesto los niños de papá que han heredado la empresa de papá por el meritoso echo de...ser el hijo de quien es, tiene un sueldazo por no dar un palo al agua.

Si, ya, claro...que de camarero trabaje botin, yo paso.

Soria dijo...

¿Pero quién ha dicho esa tontería de 'precarización'? ¿Es que en este país no hay necesidad de camareros, barrenderos o dependientes de un supermercado?

Tu pasas de trabajar como camarero aunque en tu familia haga falta el dinero, no te quejes.

El profesor de universidad seguramente tenga una nueva oferta de trabajo. El de astilleros que ve cómo se cierra la empresa, si tiene cierta edad se prejubilará y si no; ¿por qué no se recicla profesionalmente? Si durante unos meses en los que adquiere conocimientos, digamos de electrónica, tiene que trabajar barriendo las calles; ¿por qué llorar tanto?

Es mucho más fácil soltar el discursete, decir que esto es precarización y exigir que un trabajo se mantenga a toda costa aunque sea una pérdida de dinero y de eficiencia en el país.

Lo peor es que es lo que triunfa, y así nos va.

Javi dijo...

Elias, si la gente pudiera limitarse a sentarse a tomar el sol y despotricar, ¡claro que lo harían! Y yo lo apoyo, sería genial: tiempo para el ocio, para el trabajo benévolo, para estudiar lo que les placiera...una vida digna de ser vivida.

Si no podemos currar menos y tomar más el sol es porque el sistema productivo capitalista es, en resumidas cuentas, una rueda de hámster gigante: una dinámica absurda donde uno trata de imponerse a la competencia aumentando su productividad para no perder su mercado, pero donde al encontrarse todos en la misma carrera no llega nunca el momento en que pueda detenerse este aumento in­interrumpidamente creciente del ritmo de joda. No jodas que no es perverso un sistema donde tiramos comida al mar con excavadoras porque es más beneficioso para los productores hacer eso que venderla. Insisto con el extraterrestres: si vienen los de Plutón a la Tierra fliparían con nuestro modelo productivo.

Pero por desgracia lo tuyo es una caricatura de una caricatura de una caricatura algo que no existe: la gente curra de media más de 40 horas semanales (los que tienen curro, claro), siendo el país de la UE con más precariedad laboral entre los jóvenes, un 20% de la gente está bajo el umbral de la pobreza relativa en nuestro país...

No jodas con los Lunes al Sol, no jodas...

Noticies dijo...

Gracias por la referencia del libro, lo estoy ojeando y tiene muy buena pinta, genial las frases de la portada y genial dos frases del final: "Si. Algunos insensatos pasados de moda, como los que han redactado estas lineas, siguen siendo marxistas. Son unos locos que prefieren buscar lo que es verdad a creer lo que es conveniente" y "Para ser postmodernos no hace falta sino dejar de pensar". Genial

Marcos Bahn dijo...

Lo que le pasa a Elías es que aún no se ha puesto a trabajar. Pero eso se cura xD

Catón dijo...

jajajjja

Joer Elias acabarás siendo un ocampista.

La gente tiene derecho a elegir su trabajo, es el punto uno. La gente tiene derechos y esos derechos deben estar por encima del "beneficio", de la "productividad" y de cualquier otro concepto economico, porque la economia es una ciencia humana y como tal debe estar al servicio del hombre y no al reves como ultimamente dicen personas realmente chaladas que parecen decirnos lo importante es el sistema economico, si para que rulen tiene que arder el mundo tomar las cerillas.

El sistema se mantendrá mientras nos de un nivel de vida que nos guste, sino habrá de cambiar el sistema, no las personas.

Lo contrario no es otra cosa que esclavismo.

En cuanto a lo del señoritismo es una mentira, el problema no es el tipo de trabajo, sino el sueldo. La gente aceptamos trabajos infravalorados pq lo necesitamos a saco. Si nos dan 3 mil pavos al mes por ser pastor, lo soy.

La culpa no puede ser nuestra, la culpa es de quien toma las decisiones. Han destrozado la economia española pq habia que tercierizarse, mantienen una energia por las putas nubes y se ha importado mano de obra esclava o semi.

Estamos construyendo una sociedad tan surrealista que cuando hay perdidas se ayuda a las empresas y cuando hay beneficios se los llevan doblados. Se ayuda a las empresas con el dinero de sus trabajadores.

Si se continua con este proceso de concentracion del capital en pocas manos, la solucion como tu propones es convertirnos en esclavos para que esos grandes capitales puedan disponer de nuestro esfuerzo y el sistema resista.

El cuento chino de la terciarizacion y la mundializacion es ya tan insostenible como el de que los inmigrantes iban a pagar las pensiones. Es preciso una reconstruccion del tejido industrial español y es precisa una politica proteccionista que proteja al trabajador con derechos de las empresas esclavistas del tercer mundo.

Habra que hacer algo para ayudar a esa gente, pero desde luego la solucion no puede ser que nosotros terminemos convirtiendonos en lo mismo que ellos, sino que ellos lleguen a convertirse en lo mismo que nosotros, como no lo se, pero desde luego con la mundializacion no.

Javi dijo...

"Joer Elias acabarás siendo un ocampista" jajajajajajaja

Qué momentos de ternura y diversión nos ofreció el amigo Ocampo.

Catón dijo...

Era un grande y uno de los ultimos motores del juego xd

Rhasputyn dijo...

Antes que ocampista sería como ¿isidro?, ¿isaias? (algo que empezaba con L) Lamas y su: "salud y libre comercio" jejejeje

Activa Tóxica dijo...

¿Quizá porque el paro no existe?